La Peregrina deja un buen recuerdo con unos conciertos abarrotados

La ciudad vibró con un programa diseñado para todas las edades


pontevedra / la voz

Las fiestas de la Peregrina llegaron ayer a su fin en una edición donde los conciertos, abarrotados de público, dejaron un buen recuerdo entre los miles de vecinos y visitantes que se acercaron a Pontevedra. La oferta musical de este año fue variada y comprendió estilos tan distintos como los de Love of Lesbian, Soziedad Alkoholika, Duncan Dhu, Milladoiro, Antonio Orozco, Sés y El Consorcio, entre otros. Polémicas aparte sobre los gustos musicales del programa -hubo críticas de vecinos que cuestionaron el concierto de Soziedad Alkoholika-, las galas musicales de este verano cumplieron su reto de atraer al público, entretenerlo y dejar un buen sabor de boca, haciéndole pensar ya en qué traerá la Peregrina del próximo año.

Los conciertos fueron solo una parte de una programación enfocada a conseguir que todos los vecinos y los turistas tuviesen dónde escoger. La concejala de Festas, Carme da Silva, comparecerá hoy para hacer un balance de estas celebraciones estivales. No obstante, destacó ayer que los festejos se han celebrado «con tranquilidade» y «con moitísima xente disfrutando delas». Da Silva manifestó que la percepción del éxito de estas fiestas se constata solo con un simple paseo por la calle, ante la gran afluencia de público. Para la edila «cumpriuse o obxectivo co que facemos a programación e polo tanto sentímonos satisfeitos».

Pontevedra comenzó sus diez días de fiestas de la Peregrina el sábado 9, con la lectura del pregón, que corrió a cargo del humorista gráfico e ilustrador Kiko da Silva, que animó a los pontevedreses. «Este é o momento de gozar desta cidade», resaltó en su discurso. Esta fue también la fecha elegida, entre otras cuestiones, para la entrega de los premios Amigos de Pontevedra, que este año incluyeron a deportistas, al director de la Escuela Naval, un empresario, un periodista, una maestra jubilada y, en la categoría de entidades, a la parroquia de San Bartolomé.

A modo de anécdota, el domingo 10 fue una jornada algo desapacible y obligó a suspender la procesión de la Peregrina a causa de la lluvia. Por su parte, el sol lució en el resto del programa y, aparte de las citas musicales, la batalla de flores fue otro de los grandes momentos de estas celebraciones, con miles de pequeños, ansiosos por ver el paso de las carrozas, acompañados por sus padres y que ocuparon ambos lados del trayecto de la comitiva infantil por el casco urbano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Peregrina deja un buen recuerdo con unos conciertos abarrotados