El nudo gordiano de As Correntes

El Ministerio de Fomento y la empresa Audasa podrían salvar la papeleta del Concello con la propuesta de un enlace directo entre el viaducto y la autopista AP-9

El puente, a la izquierda, se diseñó para ser conectado con la AP-9, como se ve en la imagen.
El puente, a la izquierda, se diseñó para ser conectado con la AP-9, como se ve en la imagen.

Cualquier ciudad cruzada y dividida por un río precisa de puentes. Cuantos más, mejor. Por eso nunca compartí las críticas que se realizaron en Pontevedra a la construcción del puente de As Correntes. Bienvenido sea. Como el nuevo de Monteporreiro. Y más que vinieran y que no toquen ninguno de los ya existentes.

Cuestión diferente es el encaje que ha tenido el puente de As Correntes en los flujos circulatorios y en los hábitos de los conductores pontevedreses.

El Concello ha intentado forzar un mayor uso del puente para investir de contenido y sentido el dinero gastado en su construcción. De modo particular, Mosquera ha puesto mucho empeño en diseñar políticas de movilidad que sirviesen a esa finalidad aún a costa de capar la capacidad del puente de A Barca y cabrear a vecinos y comerciantes de Echegaray, Alfonso XIII y alguna otra calle del entorno.

Las medidas implantadas por el gobierno municipal no han resultado como se pretendía, pese al autobombo empleado por el Concello para regalarse los oídos con datos sobre la supuesta disuasión y reducción de tráfico que se habría logrado en A Barca. La realidad es tozuda. Me remito a las caravanas que a diario y en horas punta, persisten a lo largo de la ruta de salida por A Barca.

Pero hete aquí que Ministerio de Fomento y Audasa podrían salvar la papeleta al Ayuntamiento al poner sobre la mesa el proyecto de enlace del puente de As Correntes con la Autopista del Atlántico, un nudo tan obvio como necesario como los propios lectores de La Voz de Galicia reclamaron pocos días después de la apertura del viaducto inaugurado en junio del 2012.

El actual cuello de botella que existe una vez se cruza el puente carece de lógica alguna tanto para el tráfico que circula en dirección Santiago como para el que entra desde Vigo mezclándose ambos con el flujo de vehículos que ya transitan por la sobrecargada avenida Domingo Fontán, cuyo desdoblamiento a cuatro carriles también se sugiere por el ministerio en esa propuesta.

Lo único que temo es que de momento solo hablamos de un anteproyecto, siquiera presupuestado, lo que implica el riesgo a que los recortes presupuestarios puedan dejar en barbecho una solución vial muy necesaria para Pontevedra.

La «obra» de Ana Pastor

Si Ana Pastor aspira a dejar como ministra un sello personal en su ciudad, su obra debería ser la construcción de este nudo viario. Es absolutamente necesario, según acreditan los aforos de tráfico actuales (37.000 vehículos diarios).

Desde luego es más perentorio acometer la reforma del nudo de Bomberos y el enganche entre Correntes y AP-9 que obcecarnos con la vieja demanda de la circunvalación cuya traza ha cambiado tantas veces como años de retraso acumula y que el crecimiento inmobiliario en las parroquias del municipio ha dejado muy en entredicho.

Al fin y a la postre, el tramo Pontevedra Norte-Pontevedra Sur, libre de peaje, suple desde hace años la ausencia de un cinturón de ronda. La reforma del nudo de Bomberos y las restantes medidas que se proponen en el anteproyecto podrían resolver gran parte de los problemas de tráfico periférico que tenemos en esta ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El nudo gordiano de As Correntes