El Pontevedra sigue con paso firme en la carrera hacia Segunda B

El equipo granate se impuso en Granadilla con un gol de Miguel a los doce minutos que convirtió el resto del partido en un trámite tras el 3 a 0 de la ida


Pontevedra / La Voz

El Pontevedra se clasificó para la última eliminatoria del play off de ascenso a Segunda B dando otra lección de madurez y solvencia en el campo del Atlético Granadilla. El equipo granate, que llegaba al partido de vuelta con una cómoda ventaja tras el 3 a 0 de la ida en Pasarón, no se conformó con hacer valer este resultado y logró un nuevo triunfo gracias a un solitario gol de Miguel a los doce minutos de partido, que apagó las ilusiones locales y convirtió el resto del encuentro en un mero trámite para los de Manu Fernández.

De inicio, el Granadilla salió a meter el miedo en el cuerpo, aunque lo hizo con más empuje que fútbol. Alfonso Donate optó por dejar en el banquillo a Alexis de Paz para dar entrada de inicio a Saúl Pérez junto a Rubén Rosquete en ataque, y el juego combinativo de los locales se resintió en favor del fútbol directo. Sin embargo, el Pontevedra se mantuvo firme y ordenado en tareas defensivas, y en la primera que tuvo, no falló para colocar el 0 a 1 en el marcador que acabó definitivamente con las esperanzas del equipo local. En el minuto 12, David Feito colgó un saque de falta al corazón del área, donde emergió Miguel para marcar un gol que a esas alturas de partido ya valía más de medio billete para la siguiente ronda.

Como era de esperar, el tanto dio paso a unos minutos de relajación en el Pontevedra, mientras que el Granadilla redobló el empuje a base de orgullo. Pero, aún así, las pocas aproximaciones locales con peligro llegaron en saques de esquina, sin que Edu tuviese que emplearse a fondo. Por su parte, los granates, pese a parecer adormecidos, fueron capaces de dar un par de avisos más al contragolpe de la mano de Fran Fandiño y David Pérez antes del descanso, al que finalmente se llegó con el 0 a 1 que convirtió la segunda mitad en un mero trámite.

Edu paró un penalti

Tras el paso por vestuarios, el Granadilla volvió a apretar para, cuando menos, remontar el 0 a 1 y despedirse del play off con una victoria. Pero el Pontevedra no bajó el pistón, y mantuvo la intensidad y la concentración para no dejar escapar el triunfo. Tanto fue así que, incluso con el partido prácticamente sentenciado, Tubo no ocultó su contrariedad al ser sustituido por Benja poco después del cuarto de hora del segundo tiempo, dejando patentes sus ganas de seguir sobre el sintético del Francisco Suárez para intentar ampliar la cuenta.

El cambio de Tubo fue el inicio del carrusel de sustituciones con el que Manu Fernández demostró que, al fin, empezaba a pensar en que la clasificación estaba ya hecha. Y precisamente fue el último en saltar al terreno de juego, Yago Vázquez, quien cometió el penalti que le valió la expulsión cuando apenas había tiempo para entrar en juego el que puso en bandeja el empate al Atlético Granadilla. Pero el Pontevedra, una vez más, demostró que además de superar la eliminatoria, quería hacerlo con una victoria, y Edu paró el lanzamiento de Iván Martín para redondear definitivamente la fiesta de un Pontevedra que se planta con autoridad en el último escalón en el camino hacia el ansiado regreso a Segunda B.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El Pontevedra sigue con paso firme en la carrera hacia Segunda B