El turno de Rafael Louzán

La ola de imputaciones que sacude la política gallega alcanza al presidente de la Diputación y del PP provincial en puertas de las europeas y a un año vista de los comicios municipales

La imagen del coche de Enrique Vaqueiro empapelado de «posit» dio esta semana la vuelta al país.
La imagen del coche de Enrique Vaqueiro empapelado de «posit» dio esta semana la vuelta al país.

Pontevedra / La Voz

Un presunto sobreprecio en los alquileres de varios locales comerciales en Vigo parece ser el fundamento de la imputación a Rafael Louzán por un supuesto cohecho continuado, conforme los papeles que la Fiscalía de Pontevedra puso en manos del Juzgado nº 2 de Cambados.

La imputación no se desprende ni de la Operación Patos, ni similares. La raíz es una denuncia anónima (parece que procedente de Ribadumia) que llegó al fiscal Augusto Santaló, que investigó con informes de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria. No deja de resultar irónico que el argumento para procesar al presidente provincial del PP sea lo que él y su mujer cobrarían por arrendar unos bajos siendo el pagador otro cargo público del PP, Severino Reguera.

Llamativo cuando estamos hablando de la misma persona que en su condición de presidente de la Diputación maneja un presupuesto que este año alcanza los 146 millones de euros, de los que cerca de 14 son de libre disposición del propio Louzán.

Como le pasa a otros políticos y cargos públicos en Galicia, del PP y del PSOE, Louzán deberá aguardar a que los tiempos de la Justicia aclaren el asunto. Pero como político en activo, ya sabe que empezó a pagar el arancel del desgaste y la corrosión que conlleva una imputación judicial en estos tiempos.

Otra vuelta de tuerca de Ence

Ence ha decidido mover otra ficha en la partida de ajedrez que se viene jugando con la Xunta y el Gobierno central desde hace años con un mensaje directo: si persiste la actual incertidumbre, no habrá más inversiones en la planta de Lourizán. La política de comunicación de Energía y Celulosa se está mostrando muy efectiva en la repercusión mediática y muy selectiva en la elección de los tiempos.

En noviembre, cuando Pontevedra y comarca rayaban los peores datos de paro según la EPA, la empresa hizo públicos sus números para reclamar lo que supone para las economías comarcal y gallega. Fue el informe de KPMG que reivindica que la presencia de la celulosa genera casi el 30 % del PIB local; un movimiento de 460 millones de euros anuales; 800 puestos de trabajo en la comarca y 5.000 en la comunidad autónoma, donde promueve el 30 % de la actividad forestal y compra madera a 1.800 propietarios y comunidades de montes.

Este segundo aviso de Ence tiene como destinatarios principales, de nuevo, a la sociedad pontevedresa y a los poderes públicos que tienen que decidir si se prorroga la permanencia. Desde el punto de vista de los accionistas y directivos de la firma, la argumentación es coherente a sus intereses y entendible con su planificación.

Arregui y sus colaboradores aguardan que acusen recibo quienes deben: Feijoo y la Xunta, así como Rajoy y su consejo de ministros. Santiago y Madrid deben decidir. Pero aún mastican cómo hacer con Ence en Pontevedra. La nueva Ley de Costas allanó el terreno normativo para decidir una prórroga.

El pretexto del reglamento que desarrolle la norma es solo un modo de ganar tiempo para acomodar la previsible decisión a los intereses políticos y electorales del PP. Porque como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, este asunto promete poner a Feijoo y Rajoy ante una contradicción -una más- entre sus promesas electorales y sus posteriores acciones de gobierno.

Un posit para Tamara

Admirable Tamara:

Como tantos otros conciudadanos, he alucinado con tu gesto de amor para con Enrique. Empapelar con 2.000 posits con mensajes de amor escritos a mano el coche de tu amado para celebrar tres años juntos, evidencia cuanto le quieres ¡Cuanta paciencia, tiempo y dedicación!

Has protagonizado una historia amable, de esas que arrancan sonrisas (que están muy caras) en estos tiempos de crisis y rostros largos. Quizás no fueses consciente del impacto que iba a tener tu regalo. Se ha convertido en una noticia extraordinaria. Difícilmente habrá habido otra más comentada en Pontevedra y tan rebotada universalmente gracias a las redes sociales.

Pero tu iniciativa, Tamara Pacheco, como si fuera un terremoto, está generando réplicas. Algunas me inquietan. ¿Tú sabes dónde nos has puesto el listón de lo que se da en llamar pruebas de amor? He comentando con amigos/as, en tono de preocupación, este asunto. Y se confirma que el riesgo de contagio es patente.

Ya están circulando avisos del tipo: «¡A ver cuando haces tú algo así por mí!» o «Y tú ¿qué estarías dispuesto a arriesgar para demostrarme tu amor?» Comprenderás que no todos podemos empapelar con posits el coche de nuestra pareja.

Te ruego que, como has demostrado tanta creatividad así como disposición de tiempo para ejecutar tus ideas, te plantees seriamente abrir un blog en Internet, una especie de consultorio para salvaguardar las relaciones sentimentales que sobrevivan a las borrascosas exigencias que se nos avecinan después de tu insuperable gesto.

Tamara, ayúdanos.

Me despido de ti, mostrando una vez más mi admiración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El turno de Rafael Louzán