Lores defiende en Roma el modelo de ciudad amable con los niños

El alcalde hará hoy en Florencia su última escala en su gira europea

Tonucci, a la izquierda, introdujo la intervención de Lores y Macenlle ante los expertos italianos en movilidad.
Tonucci, a la izquierda, introdujo la intervención de Lores y Macenlle ante los expertos italianos en movilidad.
La voz

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), participó ayer en Roma en un encuentro organizado por el instituto de estudios que dirige el pedagogo Francesco Tonucci para dar a conocer el modelo urbano implantado en la ciudad en los últimos años. Tonucci es un encendido defensor del modelo pontevedrés por cuanto es la aplicación práctica de sus teorías sobre una ciudad amable y pensada para los niños. De hecho, en la presentación del acto de ayer definió a la ciudad del Lérez como una de las primeras en el mundo en llevar a la práctica «una filosofía de movilidad que permite a los niños participar con autonomía en la socialización, convirtiendo a la ciudad en un elemento educador de primer orden».

Ante expertos en movilidad de Roma, Turín y Génova, el alcalde pontevedrés dio cuenta de iniciativas como la eliminación de coches del centro urbano o los Camiños Escolares, que se han implantado con éxito en la práctica totalidad de los centros educativos del casco urbano.

Entre las preguntas que los expertos plantearon tanto al alcalde como al intendente de la Policía Local, Daniel Macenlle -que acompaña a Lores en este viaje-, se interrogó por el grado de aceptación de los ciudadanos a los cambios llevados a cabo en la ciudad, así como por la implicación de los funcionarios municipales para hacer realidad los proyectos políticos.

Otro asunto que despertó el interés de los asistentes fue el proyecto de Camiños Escolares y la mejora en la autonomía personal que experimentan los menores que acuden solos al colegio. También se preguntó sobre la pervivencia del modelo si se produce un cambio político en el Concello. A este respecto, Lores afirmó que, aún siendo «técnicamente sinxelo que se poida perturbar cun cambio político», considera que «o modelo peonil xa forma parte da cidade, e volver a unha vila ateigada de coches provocaría presións da cidadanía e dos comerciantes».

El alcalde pontevedrés se desplazó ayer mismo, ya por la tarde, a la ciudad de Florencia, última etapa de la minigira que inició el lunes en Bruselas. Hoy participará como ponente en otro congreso europeo sobre movilidad peatonal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Lores defiende en Roma el modelo de ciudad amable con los niños