La falta de dragado y las lluvias obligan a emplear buzos para limpiar el río Lérez

Cristina Barral Diéguez
cristina barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

La actuación se acometerá en junio entre la playa y la desembocadura

22 abr 2014 . Actualizado a las 13:36 h.

El Concello de Pontevedra anunció ayer la contratación de buzos para llevar a cabo trabajos de limpieza en las orillas del río Lérez. La actuación, que se prevé acometer durante el mes de junio, abarcará el tramo comprendido entre la playa fluvial y la desembocadura, además de la Xunqueira do Rons. El portavoz del equipo de gobierno, Raimundo González Carballo (BNG), explicó que el arrastre de troncos, vallas y otros materiales depositados en los fondos es una consecuencia más de los sucesivos temporales de este invierno, que en el caso del municipio dejaron daños en bienes públicos por valor de 4,9 millones de euros.

«Trátase dun labor complexo que requerirá a contratación de mergulladores e que se fará dentro dun mes e medio, despois da primavera -indicó el edil nacionalista-. Agora estamos planificando a contratación e as funcións». El objetivo del Concello es que con vistas al verano el río esté «maioritariamente libre destes elementos». González Carballo apuntó que algunos materiales que fueron arrastrados por la corriente ya fueron retirados del cauce debido al peligro que conllevaban.

A preguntas de los periodistas, el portavoz del gobierno local también se refirió a la situación de las aguas de la playa fluvial del Lérez, que, según algunos análisis, contienen contaminación orgánica que, en todo caso, no implica prohibición para el baño. El Concello entiende que esa contaminación orgánica no se debe, en ningún caso, a vertidos «a caño libre»: «Están absolutamente controlados todos, incluso algún de Monte Porreiro que ía á rede de pluviais. Non se verte directamente nada ao río».