La Diputación reprocha a Hacienda el trato fiscal a los emigrantes retornados

Todos los grupos políticos juzgan «inxusta» la reclamación de pagos

El diputado Vázquez Almuíña defendió la posición del PP favorable a la restricción del aborto.
El diputado Vázquez Almuíña defendió la posición del PP favorable a la restricción del aborto.

pontevedra / la voz

No estuvieron ayer presentes en el pleno de la Diputación de Pontevedra los emigrantes retornados que en el del pasado mes amenazaron con tomar el relevo de los preferentistas en el boicot a las sesiones de la corporación provincial. Pero las quejas, protestas y testimonios de decenas de emigrantes que relataron el pasado 27 de diciembre ante los diputados provinciales cómo el Ministerio de Hacienda les reclama miles de euros por las pensiones que perciben tras haber cotizado en el extranjero parece que han encontrado algún eco.

Todos los grupos de la corporación, sin fisuras, acordaron ayer reprochar al Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro, la reclamación de los pagos atrasados. PP, PSOE y BNG consideran que se trata de una medida «inxusta». A los emigrantes retornados Hacienda les reclama individualmente miles de euros en concepto de pensiones extranjeras no declaradas en España. Muchos de ellos son además dobles afectados, ya que también se han visto inmersos en la estafa de las participaciones preferentes.

Ayer, PP, PSOE y BNG respaldaron la moción de esta última formación relativa «á situación que están a pasar os emigrantes retornados pola actuación da Axencia Tributaria». La moción solo expresa la «repulsa» de la corporación provincial sobre una cuestión que se considera «inxusta», pero no asume ninguna otra medida desde la Diputación de Pontevedra.

Fue el único punto del día en la sesión de ayer en la que los grupos políticos llegaron a un acuerdo unánime. La moción del Grupo Provincial del PSdeG-PSOE, en relación con el mapa sanitario en la provincia, se estrelló contra los votos del Partido Popular, que evitaron respaldar un texto en el que los socialistas reclamaban que Pontevedra no fuese «descapitalizada» sanitariamente en favor de otras áreas, como Santiago y A Coruña. Los populares solo vieron demagogia en la iniciativa socialista, toda vez que el portavoz del PP, José Manuel Figueroa -que ayer hizo las veces de presidente, ante la ausencia de Louzán-, destacase que son los propios usuarios quienes pueden escoger su centro sanitario de referencia.

Ley del aborto

El BNG sumó sus votos a los del PSOE, aunque ambos nada pudieron contra la mayoría del PP. La moción quedó rechazada. Como también ocurrió con los intentos del PSOE para que la Diputación de Pontevedra aprobase una moción relativa «á retirada do anteproxecto de Lei orgánica pola que se pretende revisar a lexislación vixente en España sobre saúde sexual e reprodutiva e interrupción voluntaria do embarazo». La ley del aborto, que restringe los supuestos y los plazos actuales a los que la mujer se puede acoger, no será censurada desde la Diputación provincial. Lo dejó claro el diputado del PP Jesús Vázquez Almuíña, que defendió la postura de los populares. La socialistas Isaura Abelairas trató de lograr la complicidad femenina de las diputadas del PP, algo que se cortó de raíz desde la presidencia. «Pediría que non houbese máis intervencións que as que están fixadas», dijo Figueroa ante el intento de la diputada del PP Begoña Estévez por tomar la palabra. Los populares votaron en bloque contra la iniciativa del PSOE, que solo contó con el apoyo del BNG, insuficiente ante la mayoría del PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Diputación reprocha a Hacienda el trato fiscal a los emigrantes retornados