El juzgado vuelve a descartar emplear el georradar para buscar a Sonia Iglesias

L. P. PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Tamién rechaza que se le tome declaración de nuevo a policías que participaron en la investigación

23 ene 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

La jueza de violencia sobre la mujer de Pontevedra ha vuelto a rechazar la petición de la familia de Sonia Iglesias, desaparecida en agosto del 2010, de emplear el georradar en el Monte Castrove. La petición se formuló a raíz de que aquel 18 de agosto un repetidor de telefonía situase una llamada supuestamente realizada por el compañero sentimental de la pontevedresa, Julio Araújo, unas dos horas después de que se hubieran tenido las primeras noticias de la ausencia de Sonia en su puesto de trabajo.

En este sentido, la magistrada ha desestimado el recurso que la acusación particular planteó a la decisión inicial de no utilizar el georradar. De igual modo, ha descartado nuevamente tomar declaración a una decena de agentes que, a lo largo de estos años, han participado en la investigación para intentar esclarecer este suceso.

Se considera que lo que podrían aportar estos policías, algunos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de Madrid y otros de la misma unidad pero de la Comisaría de Pontevedra, ya está ampliamente recogido en los numerosos informes que se han ido aportando al proceso abierto.