Quinientas personas vuelven a gritar «Nunca Máis»

m. conde pontevedra / la voz

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

Alba Hermida releyó con 23 años lo que escribió a los 12 cuando ocurrió la catástrofe

16 nov 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Alba Hermida tenía doce años cuando se hundió el Prestige. Ella participó en el 2002 en la marea ciudadana contra la marea negra y su voz se escuchó entonces desde el balcón del Concello, donde leyó el manifiesto en una de las concentraciones que la Plataforma Nunca Máis celebró en Pontevedra. Ayer, Alba, que ahora tiene 23 años, volvió a participar en la protesta que el colectivo convocó contra la sentencia judicial que ha dejado la catástrofe sin responsables. «Repúname que os incompetentes, mentiráns e corruptos nos traten aos xustos e solidarios non só como se valesemos menos, senón coa obxección de quen disfruta rindo polas súas perversións», señaló, tras leer una historia escrita por ella durante aquellos días.

Además de Alba y de Antón Masa, presidente de APDR, el profesor Xosé Luis Alonso, fue ayer otro de los protagonistas de la concentración convocada por Nunca Máis en la praza da Peregrina, en la que se dieron cita más de quinientas personas, entre ellas el alcalde, Miguel Fernández Lores, y varios miembros del grupo municipal del BNG. Alonso leyó el manifiesto, el mismo que se escuchó ayer en varias localidades gallegas y que incidió en que «o noso país segue á deriva». Para Nunca Máis -un grito que se volvió a escuchar en varias ocasiones en la cita- si grande fue la indignación por la gestión política de la catástrofe hace once años, «moito máis grande é a nosa indignación e a nosa carraxe perante unha sentenza que deixa impunes ao responsables políticos do maior delito ecolóxico dos últimos tempos».

«Só nos faltaba que ademais da fame que está a levar a moitas persoas aos comedores sociais, aos bancos de alimentos e mesmo aos contedores de lixo, agora teñamos tamén fame de xustiza», señala el colectivo. Por su parte, Galiza Nova ya convocó una concentración mañana a las 12 en Caldas.