El canon de la Brilat se destinará al monte y a contratar personal

Las cuatro comunidades afectadas ultiman los planes de ordenación de los terrenos

La base militar de la Brilat se extenderá por cuatro parroquias de Pontevedra, Vilaboa y Marín.
La base militar de la Brilat se extenderá por cuatro parroquias de Pontevedra, Vilaboa y Marín.

Pontevedra / La Voz

Ante la inminente firma de un convenio con el Ministerio de Defensa para establecer las contraprestaciones del alquiler y el coste del canon por los terrenos de la Brilat, las cuatro comunidades de montes afectadas ya están ultimando los planes de ordenación en los que repercutirán este dinero. En principio, la intención de los vecinos es destinar lo que perciban de la Administración central a revitalizar y revalorizar los terrenos de los que son titulares, pero también a contratar personal.

Tal vez la comunidad que tiene más avanzado el plan de explotación es la de Salcedo, toda vez que ya fue refrendado la semana pasada en asamblea. En su caso concreto, se han establecido varias áreas de actuación en función de la zona geográfica de que se trate pero con el común denominador de la sostenibilidad medioambiental.

Así, en las parcelas más próximas a las viviendas y las propiedades privadas se realizará una plantación de frondosas y especies caducifolias, como pueden ser el roble o el castaño. Esto se completará en otros espacios con la introducción de coníferas y pinos, al tiempo que «o eucalipto tenderemos a eliminalo», resaltó el presidente de esta comunidad de montes, Fernando Pintos.

Otras intervenciones también tratarán de poner en valor la zona de yacimientos arqueológicos como petroglifos y mámoas -asumiendo las restricciones que impone la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural- y se plantarán frondosas en el marco del proyecto de Os Sete Camiños. Esta es una iniciativa impulsada por colectivos sociales y culturales y respaldada por varias comunidades de montes para la creación de una ruta de interés arqueológico en la confluencia de los municipios de Pontevedra, Marín y Vilaboa, en un entorno donde en los últimos años se han descubierto restos prehistóricos inéditos.

Fernando Pintos dejo claro que la idea de la junta rectora de Salcedo es que todo lo que se obtenga del canon revierta en el monte y, secundariamente, en el patrimonio de la parroquia. En todo caso, remarcó que el dinero nunca redundará en el bolsillo de los comuneros a título individual. Insistió en que la inversión derivada del canon de la Brilat «farase sempre, en primeiro lugar, no monte e cando no monte non sexa preciso repercutira naqueles lugares de xeito que se beneficie o colectivo».

Planes de explotacióin

La legislación actual regula con bastante detalle en qué se puede emplear el dinero que poseen las comunidades de montes, bien en concepto de cánones o por el aprovechamiento forestal, ganadero o empresarial del monte. El objetivo prioritario de la normativa ambiental es que el monte sea el receptor principal y casi exclusivo de estos fondos y en este sentido, también está orientada la planificación de las comunidades implicadas.

En la parroquia marinense de San Xulián, las aproximadamente veinte hectáreas que estiman que le harán falta a la base militar, no tienen un uso forestal relevante en la actualidad. Por esta razón, la inclusión de San Xulián por primera vez en el perímetro de la Brilat no tendrá consecuencias en su plan de explotación forestal. Los comuneros percibirán de esta forma un dinero inesperado por un terreno improductivo a efectos económicos y que se emplearán, según también precisó su presidente Francisco Casal, en la gestión del monte con actividades como podas, limpiezas y talas.

En Vilaboa, el presidente de los comuneros, Xabier Míguez, explicó que se marcará como especial objetivo la mejora del entorno del núcleo de Postemirón, el más afectado por el cuartel. Además, Míguez estima que con el canon será posible mantener una brigada forestal durante todo el año. Este equipo formado por dos o tres personas, se ocuparía de tareas de limpieza, poda, tala y trabajos forestales que favorecerían un estado óptimo del bosque, que lo haría a la vez más productivo y también más seguro, a la hora de evitar los incendios forestales en verano.

Por su parte, el presidente de los comuneros de Figueirido, Constantino Lamoso, también indicó que su directiva expondrá a los vecinos la repercusión en la mejora de la situación del monte del canon de la Brilat. Sin embargo, Lamoso fue cauto a la hora de explicar cómo se haría, porque todavía está esperando la respuesta de Defensa al canon y tiene, como sus homólogos de Vilaboa y San Xulián, que someterlo a votación de la asamblea.

Tres entidades buscan encaje a la aportación estatal en sus planes forestales

Las decisiones se tendrán que someter a las asambleas

de los vecinos

Salcedo descarta que el dinero de Defensa repercuta en el bolsillo de los particulares

Se estima que pueden ser 66,5 hectáreas, de las que 34 son terrenos forestales y las restantes edificaciones militares.

Los comuneros son titulares de 172,5. Después del convenio, gestionarán aproximadamente 106.

La intención principal es destinar el canon a la puesta en valor el monte con especies autóctonas. No descartan, asimismo, destinar partidas al patrimonio de Salcedo.

La previsión de los comuneros pasa por que se ocupen veinte hectáreas para el recinto de la Brilat. Además de la superficie de bosque también se localizan cerca de Postemirón las minas de agua que abastecen el cuartel.

La directiva de los comuneros quiere crear una brigada forestal para todo el año y hacer mejoras en Postemirón

Los comuneros estiman que el Ministerio ocupará veinte hectáreas en una zona de escaso valor económico y alejada de los núcleos de población.

La junta directiva todavía no tiene elegido un uso concreto para el canon, pero se supone que reforzará la explotación forestal y el mantenimiento.

Los comuneros de Figueirido desconocen las hectáreas aproximadas que la base militar necesitará en la parroquia al desplazar su perímetro hacia el interior de O Morrazo.

El uso del dinero percibido por el canon será para la gestión del monte, pero los pasos concretos los decidirá la asamblea.

La base se extenderá por Salcedo, Vilaboa, Figueirido y San Xulián.

4

Comunidades implicadas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El canon de la Brilat se destinará al monte y a contratar personal