El futuro de Ence, pendiente de un reglamento

El Estado aún tiene que concretar la normativa que desarrollará las condiciones y los plazos que la pastera deberá seguir para intentar renovar su concesión con la nueva Ley

La renovación de la concesión de Ence prolongaría su ubicación en la ría 75 años.
La renovación de la concesión de Ence prolongaría su ubicación en la ría 75 años.

Pontevedra / La Voz

La nueva Ley de Costas ya es una realidad, después de su aprobación en el Congreso el pasado jueves. Abre por primera vez desde 1988 una puerta a la prórroga de las concesiones de carácter industrial, por un máximo de 75 años, en el dominio público marítimo terrestre. La factoría de Ence en Lourizán se encuentra precisamente en esta categoría. Sin embargo, la aprobación de la ley mantiene todavía bastantes puntos pendientes de definición sobre el futuro de una concesión como la de Ence.

La entrada en vigor de la norma tras su inminente publicación en el BOE no implicará que la pastera pontevedresa pueda solicitar ya la prórroga. La reforma de la Ley de Costas ha sentado las bases principales del trámite, pero los pasos administrativos concretos, sus requisitos y sus plazos no dependen de esta normativa, sino de un reglamento que la desarrolle. La incógnita es que todavía no se sabe cuándo el Estado va a elaborar este documento, que se prevé sea otro campo de encarnizada batalla política como ya lo fue el debate de la ley en su momento. Ence, como otras empresas de toda España, no podrá solicitar esa prórroga hasta que este reglamento esté en vigor, lo que aún podría llevar bastantes meses, dependiendo de la prisa que se dé el gabinete del ministro Cañete.

Por su parte, la concesión actual de la empresa caducará en el 2018 y ese es el horizonte temporal máximo al que se dirigen todos los ojos en la comarca pontevedresa. La ley da una serie de pistas sobre el trámite. Deberá haber una solicitud expresa, porque no se prorrogarán las concesiones de forma automática. Además, se dará audiencia a concello y colectivos -«todas as sensibilidades», señaló el conselleiro de Medio Ambiente el pasado viernes en Pontevedra-. La Xunta emitirá un informe «determinante», cuyo sentido está por fijar y decidirá de forma decisiva el ministerio. Todo este trámite, previsiblemente, comenzará antes del 2018, aunque no se pueda decir actualmente en qué momento.

Por su parte, el proyecto de integración paisajística de la factoría de Lourizán, que se encuentra ahora en fase de concurso de ideas por parte de la empresa, tendrá que esperar a que se despeje el escenario de la concesión. En sus bases se incide en que, aunque se falle este año, solo se hará realidad si se prorroga la concesión.

Asimismo, Ence ha mostrado su disponibilidad de rescatar el proyecto de la planta de biomasa que en su día se tanteó con la Xunta. Ahora se está volviendo a valorar la viabilidad del proyecto, que también dependerá del futuro de la concesión.

La empresa tantea retomar el proyecto de la planta de biomasa

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El futuro de Ence, pendiente de un reglamento