Investigan un posible ritual satánico en Barro

Un ganadero encontró una res muerta con el frontal de la cabeza quemado y con tres patas y las orejas cortadas


Pontevedra / La VOz

La Guardia Civil ha abierto una investigación para determinar si en una finca del municipio de Barro se realizó un ritual satánico o esotérico que contempló el sacrificio de una vaca. El propietario de la res reconoció que el cadáver del animal fue hallado el pasado lunes por la tarde, aproximadamente diez días después de que la hubiera echado en falta.

El cuerpo de la vaca, que estaba valorada en algo más de 1.200 euros, se encontraba en unos terrenos del monte de Campodeira, en la parroquia de Perdecanai (Barro). Sin que haya trascendido si a los restos se les practicará una necropsia, la impresión de las personas que los pudieron observar es que el animal podía llevar muerto varias jornadas.

En todo caso, precisamente fueron las lesiones que presentaba lo que hace sospechar a la Guardia Civil que pudo ser empleado como sacrificio en un rito. En este sentido, las fuentes consultadas reseñaron ayer que caben otras posibilidades, como el vandalismo, pero es la brutalidad de las heridas la que les hace abrigar la creencia de una ceremonia sectaria.

Así, según trascendió, la cabeza de la vaca no solo presentaba dos orificios de bala, sino que su frontal había sido quemado a conciencia. Además, el ganadero constató que le faltaban las dos patas traseras y una de las delanteras, así como presentaba las orejas cortadas con la consiguiente desaparición de los crotales.

Vecinos del entorno de Perdecanai, que se mostraron asombrados por el hallazgo de la vaca muerta, aseguraron que estos días no notaron nada extraño en la zona. A este respecto, otras fuentes precisaron que, debido a la lluvia, será complicado encontrar indicios incriminatorios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Investigan un posible ritual satánico en Barro