Hallan una nueva mámoa en el monte de Lourizán

La maleza oculta el yacimiento de la vista de los senderistas

La densa vegetación oculta la mámoa de los senderistas.
La densa vegetación oculta la mámoa de los senderistas.
la voz

Escondida entre la espesa maleza y en precarias condiciones de conservación, el monte de Lourizán oculta una mámoa de cuya existencia se ha tenido conocimiento gracias al arqueólogo Lukas Santiago, que ha notificado el descubrimiento a Patrimonio. Se trata de una mámoa no catalogada previamente y ubicada en el espacio natural Sete Camiños, en el límite de la parroquia pontevedresa con la marinense de San Xulián.

Este hallazgo revela la existencia de un túmulo megalítico de unos once metros de diámetro, que como es habitual en estas sepulturas prehistóricas fue saqueada en el pasado. Al parecer, la cámara que conformaban las grandes piedras de la mámoa está destrozada. Este es el cuarto yacimiento de tipo megalítico que se encuentra en la parroquia de Lourizán.

Rafael Quintía, de la Sociedade Antropolóxica Galega (SAGA), recordó el alto valor cultural de este espacio natural. Lukas Santiago, el descubridor de la mámoa, añadió, por su parte, que el área de protección de la nueva mámoa ocupa parte de los terrenos donde el PXOM de Marín prevé la construcción de un polígono en el monte Pituco. Para la SAGA, la proliferación de yacimientos en este entorno impide el polígono y aconseja crear un área arqueológica.

Votación
6 votos
Tags

Hallan una nueva mámoa en el monte de Lourizán