Aymerich: «A gobernabilidade non pode acabar coa democracia»

Serxio barral pontevedra

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

04 oct 2012 . Actualizado a las 06:56 h.

¿Es factible un pacto poselectoral que lleve a tres o incluso cuatro fuerzas políticas a formar un gobierno coaligado en Galicia? El cabeza de lista del BNG por la provincia, Carlos Aymerich, no lo descarta. «A galega -señaló ayer en Pontevedra- é unha sociedade plural. Se miramos ao conxunto de Europa, o máis habitual son os gobernos coligados». Y eso, sostiene, es un éxito del sistema democrático que no hay que soslayar. Por ello afirma que «decidir quen goberna está en mans dos electores. O que temos que ter todos moi claro é que a gobernabilidade non pode acabar coa democracia».

Aymerich compareció en pleno corazón de Pontevedra, una cafetería con fachada a la plaza de A Ferrería, en compañía del número 4 de su lista, Luis Bará, para transmitir «boas sensacións» de cara a la campaña que se inicia esta noche. «Ata o de agora o resultado é positivo -subrayó-. E penso que o feito de que non se teñan publicado enquisas a pasada fin de semana é unha mostra de que as cousas non marchan demasiado ben para o partido que está na Xunta».

El PP es el único objeto de los dardos de los nacionalistas en esta precampaña, y nada hace presagiar que no vaya a seguir siendo así. En cerca de una hora de café con periodistas locales, Aymerich no citó ni una sola vez, salvo en el turno de preguntas, al PSOE -socio obligado de los nacionalistas en cualquier opción de cambió del gobierno autonómico-, solo hizo veladas referencias a «outras forzas», y únicamente citó con nombres y apellidos a Mario Conde, de quien dijo que «está patrocinado polo baltarismo» y que es una muestra «do descontento existente entre as bases do PP». Tal es la obsesión del Bloque con el Partido Popular que Aymerich reta «a quen queira» a que le diga «tres cousas positivas que fixera o goberno de Feijoo nestes anos».