Del impulso de la A-57 al nuevo olvido de la circunvalación de Pontevedra

Los presupuestos consignan 4 millones para el vial gratuito alternativo a la AP-9


Pontevedra / La Voz

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2013 es uno de esos documentos que arrojan lecturas de todo signo. Noticias esperanzadoras y jarros de agua fría. En el primer grupo figura, por encima de todas, la primera partida de relevancia para la A-57, la alternativa gratuita a la autopista del Atlántico que habrá de unir la capital con Vigo. En el segundo destaca el nuevo olvido de la circunvalación de Pontevedra, pendiente desde hace varios años y que el ejercicio que viene no recibirá ni un euro del erario. En conjunto, las cuentas estatales dejarán en la comarca de Pontevedra algo más de ocho millones de euros para infraestructuras viarias.

La mayor partida, de cuatro millones, será para el tramo de la A-57 entre Vilaboa y A Ermida (Ponte Caldelas), de 6,2 kilómetros. Todo parece indicar que ese dinero se destinará a la expropiación de terrenos y a la redacción del proyecto de ejecución, toda vez que el de trazado ya fue aprobado por Fomento. Hasta ayer, el ministerio solo había consignado fondos para proyectos, de ahí que hubiesen surgido serias dudas sobre la viabilidad de la autovía.

Los presupuestos recogen además otras cinco partidas de 450.000 euros cada una para la redacción de proyectos de otros tantos tramos de la A-57: O Confurco-Padróns (7,2 km), Padróns-Pazos de Borbén (7,1 km), Pazos-Soutomaior (6,1), Soutomaior-Vilaboa (7,5) y A Ermida-Pilarteiros (5 km). El documento presentado ayer recoge otras dos aportaciones más modestas relacionadas con esta autovía. Una de 38.500 euros para el tramo Pilarteiros-Barro y su conexión con la AP-9 y otra de 10.000 para el enlace con la A-52.

La circunvalación, un lunar

Ocurre que la infraestructura que mejor parada sale de la memoria presentada por Hacienda arroja también la conclusión más negativa: la falta de fondos para la circunvalación de Pontevedra, una obra que forma parte de la A-57 y que la ministra Ana Pastor ha calificado como de gran interés en varias ocasiones. Los presupuestos del 2010 generaron una enorme expectativa ciudadana por cuanto consignaban cien millones para el vial que no encontraron acomodo en los ejercicios posteriores.

En el 2011 apenas aparecieron 134.000 euros para estudios que se volvieron a reeditar en las cuentas de este año. Para el 2013, Fomento ya no prevé ni siquiera un euro en el apartado relativo a la circunvalación, lo que arroja un halo de incertidumbre sobre su futuro.

Por lo demás, y al margen de la A-57, la siguiente partida en importancia para la comarca dentro del proyecto de cuentas es la que permitirá remodelar el nudo de O Pino. El año pasado, Fomento destinó 2,7 millones a esta actuación y el que viene prevé invertir 2,1, de modo que los trabajos quedarán concluidos y sumarán una inversión de más de doce millones.

Los presupuestos del 2013 recogen otras consignaciones simbólicas que, eso sí, aluden a obras cuyo recorrido podría ser notable en otro escenario distinto al de esta crisis. La primera es una de 10.000 euros para el estudio del enlace de la AP-9 con la PO-531, el puente de As Correntes y la calle Domingo Fontán en el nudo de A Barca. Los técnicos no tienen cuantificado el importe de esta actuación, por lo que el documento de Hacienda no realiza ninguna estimación al respecto.

La otra es por idéntico importe (10.000 euros) y servirá para realizar los informes pertinentes sobre el enlace que conectará en Pontevedra la autovía A-52 con la A-57.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Del impulso de la A-57 al nuevo olvido de la circunvalación de Pontevedra