Ogando deja el BNG pero sigue en el gobierno local de Bueu

Tati Abalo formalizó ayer su renuncia al acta de concejal en Caldas


pontevedra / la voz

Las repercusiones de la marcha de Encontro Irmandiño del BNG han provocado un goteo de bajas en O Morrazo, donde han dejado el Bloque 25 de los 27 afiliados al movimiento liderado por Beiras. La irmandiña Laura Ogando es uno de los afiliados que comunicó su baja al BNG. Mantendrá su escaño en la corporación y continuará en el gobierno de Bueu, presidido por el nacionalista Félix Juncal, que goza de una amplia mayoría absoluta.

La portavoz de Encontro Irmandiño, Concha Trigo, sostuvo que la continuidad de Ogando en el gobierno obedece a la decisión de los escindidos del Bloque de «non facer deixadez de funcións» y de apostar por la «unidade de acción» en donde gobiernan los nacionalistas. «Nos presentamos por un programa político que seguimos defendendo», concretó Trigo.

El alcalde de Bueu, Félix Juncal, autocalificado como un «discrepante dentro do BNG», se mantuvo bastante críptico sobre la posible evolución de los hechos. Ogando condicionó su continuidad en el gobierno al respaldo del grupo municipal, que hasta ahora no le ha pedido la renuncia ni a su escaño ni a sus competencias. De hecho, aunque ya fuera del Bloque, Ogando estuvo ayer reunida con responsables del Consorcio Galego do Benestar en Santiago.

Juncal aseguró que no tenía constancia oficial de la baja de Ogando y señaló que la estabilidad del gobierno de Bueu está garantizada. «Está dentro do goberno de Bueu e agora é o momento de que as partes afectadas, Laura Ogando e a súa acta e o BNG como organización política falen e se pronuncien».

Entre las demás renuncias al Bloque en la comarca de O Morrazo se encuentran históricos exediles como el marinense Luciano Guimeráns y los buenenses Carlos Otero, Xosé Manuel Bacelar y Xulio Villanueva. También dimitió recientemente de su escaño el cangués Daniel Gutiérrez. Encontro Irmandiño creará en O Morrazo agrupaciones locales y una asamblea comarcal.

Más cambios

En Caldas, Xosé Manuel Abalo Torres, Tati, presentó ayer en el registro del Ayuntamiento la renuncia a su acta de concejal en la corporación municipal. Su baja en el BNG se había formalizado el pasado lunes junto a la de un grupo de militantes nacionalistas de Caldas, miembros o simpatizantes de la corriente Encontro Irmandiño. La marcha del portavoz municipal del Bloque y único edil en el Concello será cubierta por Iñaqui Fernández Zárraga, actual vicerresponsable local de la organización y exconcejal.

Iñaqui Fernández era el número cuatro de la candidatura del BNG en las elecciones locales del 2011 y regresa a la corporación al renunciar a ocupar el puesto de Abalo Torres la número tres, Patricia Bacariza, una joven de San Clemente que no es militante del Bloque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Ogando deja el BNG pero sigue en el gobierno local de Bueu