La gastronomía prehistórica y el arte del café


1La historia de la gastronomía y de la alimentación es tan antigua como la de la propia humanidad y el Parque Arqueológico de Campo Lameiro es un buen lugar para recordar cómo se las apañaban los hombres prehistóricos para conseguir alimentos y prepararlos. Este centro de arte rupestre ofrece un curioso ciclo de jornadas gastronómicas que arrancan este fin de semana con el cocido de entroido. La iniciativa trata de conjugar las actividades propias del parque con degustaciones temáticas, dirigidas tanto a niños como a adultos. Los asistentes podrán disfrutar, al mismo tiempo, de una visita guiada a un conjunto excepcional de petroglifos, de la recreación de un pequeño poblado de la Edad de Bronce y de una exhibición en los talleres de los hábitos de aquella época, para rematar con un tradicional xantar en el restaurante del recinto.

Los interesados tienen que hacer sus reservas hoy, como fecha límite, enviando un correo electrónico a la dirección reservas@paar.es o llamando al teléfono 986 696 066 y el precio por persona es de 20 euros. Tras este primer fin de semana de dedicado al cocido, las jornadas continuarán en marzo con una degustación de caza, que irá acompañada de una exhibición de tiro con arco o el lanzamiento de jabalina con propulsor prehistórico. El Parque Arqueológico de Campo Lameiro tiene un amplio programa de actividades que permite aprender de manera lúdica acciones que en la prehistoria formaban parte del día a día, hábitos, cultura y medio de vida. Desde moler trigo, centeno o cebada para hacer tostas de pan y otros alimentos básicos, hasta conocer las técnicas artesanales de tejido de fibras vegetales, o las de la caza mayor.

Especialistas en café

2La costumbre de tomar café en el mundo occidental es relativamente nueva, sin embargo los estudiosos datan la primera prueba arqueológica de su existencia en el año 800 a. C., hace más de 2.800 años. Un barista es un profesional especializado en el café de alta calidad y por aquí estuvo ayer uno de los mejores. El italiano Luigi Lupi hizo una demostración y degustación de capuchinos en el Savoy, con la también barista y campeona de España de cata en 2010, Sofía Prieto.

Lupi ha desarrollado la técnica del latte-art o arte del café con leche, que permite dibujar en la superficie de los expresos con el movimiento de la jarra. Él lo tiene claro, para elaborar un buen café «lo primero es tener un producto de primera calidad» y en su demostración utilizó la marca Musetti. Además, hay que hacerlo «con mucha pasión y con mucho amor». Lo demás es técnica y la suya es impresionante. El maestro cafetero es juez internacional homologado de la Speciality Coffee Association of Europe y formador autorizado de la misma. Los amantes del café seguro que disfrutaron viéndole convertir el acto de preparar un capuchino en un arte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La gastronomía prehistórica y el arte del café