«El Mercantil hizo una gran apuesta por el centro histórico»

La Voz

PONTEVEDRA

23 ene 2012 . Actualizado a las 06:00 h.

Ernesto Filgueira Eiras recibió el pasado fin de semana la insignia de oro como socio de mérito del Casino Mercantil e Industrial. Aunque la fecha de alta que figura es 1965, desde crío está vinculado a la entidad, con un paréntesis cuando se fue a trabajar a Vigo y cuando murió su madre.

«Mis jefes en Simeón, Fernando Lamas y Manuel Trallero eran directivos del Mercantil y nos hicieron socios a todos los empleados». Era sobre todo asiduo a los bailes, «porque el horario de trabajo no me permitía disfrutar de otras actividades», cuenta.

Cuando empezó a frecuentarla sociedad tenía su sede en la antigua cuesta del Carrillo, en la calle Raimundo Fernández Villaverde, donde hoy está el edificio del Banco Santander. En su época juvenil los pontevedreses se repartían entre el Liceo Casino, el Casino Mercantil, La Peña, el círculo de los Exploradores y la Sociedad de Artesanos. El Liceo y el Mercantil compartían el Teatro Principal para los bailes de carnaval. «Y los nuestros, de aquella, más potentes, aunque el de fachas del Casino siempre fue bárbaro», recuerda su mujer Herminia, presente en la conversación.