Tres décadas al servicio de la Justicia que se adentran en el mundo literario


Carmen Novo llegó a Pontevedra hace ya 24 años. Licenciada por la Universidade de Santiago dio sus primeros pasos en Santa Cruz de Tenerife y Barcelona antes de recalar en la ciudad del Lérez.

Pese al tiempo transcurrido, aún mantiene la ilusión de aquellos días, algo que queda patente cuando recuerda la primera de sus intervenciones. Tuvo lugar en Granadilla de Abona, municipio tinerfeño al que tenía que acudir una vez por semana. «Como llegué de novata con 24 años recién cumplidos y con un susto terrible encima, me quedé en una pensión o algo que había allí para prepararme todas las apelaciones por juicios de faltas. Estuve, no sé, dos días y cuando fuimos a celebrarlas vi que era una cosa rapidísima, que no hacía falta razonar y yo con unos escritos enormes... Así fui aprendiendo».

Lo de Carmen Novo es un no parar. Ahora es la primera mujer en ser teniente fiscal de Pontevedra como antes fue una pionera a la hora de ocuparse del juzgado con competencia en asuntos de materia de violencia sobre la mujer. ¿Y el futuro? Podría pasar por la literatura. Por lo pronto, acaba de lograr el tercer premio de un certamen de microrrelatos que organizó Amnistía Internacional en Valencia.

Sus compañeros destacan su profesionalidad, su dedicación y su apuesta por los valores, pero también su conciencia autocrítica. Esa que le lleva a afirmar, sin perder la sonrisa, que «¿Qué hay fallos en la Justicia? Pues claro que los hay como los hay en todas las instituciones humanas. Siempre que haya hombres y mujeres puede haber fallos, pero no creo que sean tanto como se dice».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Tres décadas al servicio de la Justicia que se adentran en el mundo literario