«Aquellos que quisieron ir a por mí acabaron imputados»

Elena Larriba García
Elena larriba PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

El presidente de AMA explica el crecimiento de la mutua sanitaria y repasa su carrera profesional

18 dic 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Diego Murillo Carrasco (Zalamea de la Serena, Badajoz, 1939) es una de las personas más destacadas e influyentes de la historia reciente de la ciudad. Comprometido fundamentalmente con la sanidad y su profesión de médico especialista en Obstetricia y Ginecología, sobresalió también en la política, como concejal y diputado provincial del PP, y en el mundo del deporte, como presidente del S.D. Teucro. Estuvo en las altas instancias de las principales entidades públicas, como la Caja de Ahorros, el Consello Universitario o el de la CRTVG. Sin embargo, nunca permitió que estas otras actividades menoscabaran su vocación sanitaria, que desarrolló también como fundador y gestor del sanatorio La Merced, como presidente del Colegio Médico, como asesor del Ministerio de Sanidad y, desde 1996, como presidente de AMA, la mutua de los profesionales sanitarios que convirtió en líder del sector.

-¿Que diferencia a AMA de otras aseguradoras? ¿Cómo ha sido su crecimiento?

-AMA solo se dedica al sector sanitario. En 1986 se separó de Previsión Sanitaria Nacional por un decreto ley que impedía a las entidades que se dedicaban a los seguros de vida ofrecer seguros del automóvil. Yo pertenecía al Consejo de Previsión, que era la que tenía la fuerza, el prestigio y el dinero, y lo cómodo hubiera sido quedarme, pero el entonces presidente del Colegio Médico de Toledo, que era gallego y confiaba mucho en mí, me pidió que me fuera con él a AMA.

-Y empezaron el camino ascendente en solitario.

-Empezamos casi de cero. Cogimos un piso en la calle Villanueva de Madrid con ocho empleados y hoy AMA se ha convertido en una empresa de cerca de 600.000 mutualistas, que mueve 200 millones de euros al año, tiene 600 empleados y un patrimonio de casi cien edificios. El último es el de Parque Cristalia, nuestra sede central, que nos costó 72 millones. En seguros de responsabilidad civil de los sanitarios (médicos, farmacéuticos y veterinarios, ATS), somos líderes con mucha diferencia.