Los primeros fuegos aplazados en las últimas décadas

la voz

Los fuegos artificiales que debían cerrar la programación de las Fiestas de la Peregrina tuvieron que ser aplazados un día, debido al fuerte aguacero y tormenta eléctrica que cayó en la ciudad en la noche del domingo.

Finalmente, el espectáculo de luz y sonido pudo llevarse a cabo al día siguiente. Se trata de la primera vez en las últimas décadas, que tuvieron que aplazarse unos fuegos de estas fiestas. Así lo confirmó José Luis Sarandeses, funcionario del Concello que lleva mucho tiempo en la organización de los festejos.

«Al menos en los últimos tiempos, y estoy hablando de 30 o 40 años, nunca hubo que aplazar ni suspender los fuegos», aseguró.

La afluencia de público se vió algo mermada con el cambio de día, si bien fueron muchos los pontevedreses que acudieron con sus hijos, aprovechando que las atracciones y los puestos de las ferias tenían precios especiales en el denominado Día del Niño.

El espectáculo presentado por la pirotecnia Xaraiba duró apenas 15 minutos, con una rapidísima sucesión de cohetes con mucho colorido, aunque se vio deslucido por el humo acumulado y la falta de viento que lo arrastrara, lo que hizo que desde algunas zonas, apenas se pudiera disfrutar. Lo que sí produjeron los fuegos, fue un gran estruendo, especialmente en su parte final.

Algunos espectadores no pudieron evitar sobresaltarse con los estallidos, que hicieron vibrar los cristales de las ventanas más próximas al peirao de As Corvaceiras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los primeros fuegos aplazados en las últimas décadas