A lo «Easy Rider» por Sanxenxo

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

El alquiler de motos se convierte en una nueva forma de descubrir las Rías Baixas

21 jul 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Darle vueltas a la cabeza fue el preludio de darle vueltas a la comarca. Esto es lo primero que se extrae de una breve conversación con Susana Rodiño, que junto a su hermano Julio y su marido José Feijoo, han puesto en marcha una iniciativa inexsitente en el turismo de Sanxenxo, la de conocer el entorno a lomos de una moto.

Y como no podía ser de otra manera, donde fueres haz lo que vieres. Así, sin apenas conocimientos de sostenerse sobre dos ruedas con motor, te enfundas el casco, bajas la visera, metes la llave en el contacto y aceleras. Los primeros pasos son casi a trompicones, porque el sistema frena-arranca sin experiencia solo se puede calificar de este modo. Sin embargo, todo se olvida a los pocos metros y la iniciativa Motorizate.com se convierte en una alternativa real de turismo.

«Es una iniciativa novedosa que puede mejorar la oferta turística», explica Susana Rodiño, quien señala que es otra forma diferente de conocer la capital de las Rías Baixas. Desde hace un mes, esta empresa familiar dispone de seis motos de 125 centímetros cúbicos que alquilan sin necesidad de tener el carné de motos, con el de conducir es suficiente. Se ofrecen a partir de 22 euros para conocer el entorno y evitar los atascos veraniegos, pero como «la crisis dicen que agudiza el ingenio estamos empezando a pensar en ofrecer rutas guiadas», indica Rodiño.

Inexperiencia y soltura

A medida que avanzas por el paseo de Silgar te das cuenta que desde la moto, el verano se siente de otra forma. Una forma ajena al tráfico y que da una mayor libertad. Sanxenxo-Portonovo se convierte en un trayecto agradable, sobre todo porque diez minutos después de salir, la inexperiencia no se transforma en experiencia, pero si en soltura. En breve, los tres socios pondrán en marcha las rutas que ahora le rondan la cabeza.

Uno de los recorridos saldría desde Sanxenxo hasta Combarro, pasando por Raxó, Covelo y con subida al mirador de Armenteira, otra que lleve al turista hasta Cambados por la Telleira, sin perderse el mirador de San Cibrán y otras dos con destino a A Lanzada y O Grove. Estas últimas se prevé que escondan senderos a donde los coches no pueden llegar.

«Serán como excursiones para que nosotros le podamos explicar todo con calma. Calculamos que durarán alrededor de dos horas», indica Susana, que ayer hizo de anfitriona en un recorrido piloto. A mayores de las rutas organizadas, la oferta también permite a aquellos que le hayan cogido gusto y quieran que la soltura se alíe con la experiencia motera, alquilar la moto por días o semanas enteras.

Eso sí, a pesar de la diversión, la soltura (al menos la mía) está muy lejos de ser las de Dennis Hopper y Jack Nicholson en Easy Rider, como mucho un remake de Vacaciones en Roma. Perdón... en Sanxenxo.

rock in ría