Los indignados prosiguieron su acampada pese a la lluvia

la voz

El movimiento del 15-M en Pontevedra siguió ayer adelante, pese a las lluvias y tormentas. A mediodía había unas treinta tiendas montadas en la Alameda y, a la tarde, los acampados decidieron reforzar las protecciones. A última hora se programó una asamblea en el palco de la música en la que se abordó la estrategia a seguir y la creación de un grupo de acción en Galicia, además del asunto de libertad de expresión.

La lluvia restó asimismo afluencia por la tarde la Festa da Troita de Ponte Caldelas. El alcalde, Perfecto Rodríguez, hizo entrega de los trofeos a los ganadores de los distintos campeonatos acompañado de Pilar Rojo, Ana Pastor, José Manuel Cores y José Juan Durán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los indignados prosiguieron su acampada pese a la lluvia