El Gobierno japonés prevé un número de víctimas «extremadamente alto» El temblor fue detectado en Alicante tras viajar su onda 8.000 kilómetros

Maribel Izcue / Georg Ismar San Vicente del Raspeig / efe TOKIO / EFE, DPA

PONTEVEDRA

La radiactividad en la planta nuclear de Fukushima supera mil veces los niveles normalesPuede haber desplazado casi diez centímetros el eje de rotación de la Tierra

12 mar 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Un devastador terremoto de magnitud 8,9 en la escala de Richter, seguido de un fuerte tsunami, causó ayer más de mil muertos y desaparecidos en Japón, un país acostumbrado a los temblores, pero que nunca había visto nada semejante. El propio Gobierno japonés advirtió de un número «extremadamente alto de víctimas». Además, el riesgo de fuga radiactiva llevó al Gobierno a decretar por primera vez en las historia del país el estado de alarma nuclear.

Al cierre de esta edición, las cifras oficiales eran de al menos un millar de fallecidos, aunque la cifra definitiva tardará varios días en concretarse. Es el terremoto más fuerte sufrido en la historia de Japón, por encima del de 7,2 que sacudió Kobe en 1992 y que causó 6.400 víctimas, y el cuarto terremoto de mayor magnitud de la historia.

Potentes réplicas

El seísmo, seguido de más de 60 réplicas, algunas muy potentes, de hasta una magnitud de 7,9, paralizó el transporte en gran parte del país, suspendió el servicio de tren bala y cerró los dos aeropuertos de la capital, dejando a 23.000 pasajeros bloqueados.