La ausencia de dos peritos y de un testigo obligan a aplazar el juicio por una violación en Moaña


Pontevedra/La VOz.

A puerta cerrada comenzó ayer en la Audiencia Provincial el juicio contra un vecino de Moaña al que acusan de haber violado en la Semana Santa del 2007 a la hija menor de edad de unos amigos. El fiscal inicialmente solicita trece años y medio de prisión, pena a la que suma otro año de cárcel por un segundo cargo de posesión de pornografía infantil.

La vista oral fue temporalmente aplazada y se retomará el 11 de noviembre para tomar declaración a dos peritos y un testigo que ayer no comparecieron en sede judicial.

La que sí prestó declaración fue la víctima, quien, en el momento de supuestamente ocurrir los hechos denunciados, tenía 15 años. Asimismo, también se tomó declaración a expertos que comparecieron por videoconferencia.

La acusación sostiene que el acusado convenció a la adolescente para que fuese a su casa, donde la habría agredido sexualmente. En el 2008, los investigadores, al parecer, hallaron archivos informáticos con pornografía infantil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ausencia de dos peritos y de un testigo obligan a aplazar el juicio por una violación en Moaña