Rubani: «Me enfado cuando el equipo no lo hace bien»


pontevedra/la voz.

Anthony Banda y Noah Rubani están disfrutando a lo grande de la experiencia de buscarse la vida sin ayuda familiar. Los dos nietos de jefes de estado africanos se sienten en Pontevedra como en su casa y disfrutan de la ciudad como el que más. Ambos están ya muy integrados en el conjunto granate, sobre todo el zambiano porque llegó antes del verano.

El ugandés, un lateral habilidoso, rápido y ofensivo, que tiene mucho recorrido por la banda, aterrizó en Peinador hace apenas unos días, pero da la impresión de haber llegado hace tiempo. En un castellano entendible expresó que su sueño es triunfar en el fútbol español y dejó entrever que tiene muy claros los pasos que debe dar.

«Todo está resultando muy fácil porque Anthony está aquí. Mi objetivo es prosperar para poder jugar en la primera plantilla del Pontevedra y que me puedan ver equipos importantes de España», explicó Rubani, quien está encantado en su nuevo destino. «Estoy muy contento porque todos mis compañeros me han recibido muy bien y no tendré problemas, aunque soy un jugador agresivo que se enfada cuando el equipo no hace bien las cosas», apuntó.

El joven futbolista reconoció que su abuelo está aún más satisfecho que él. «Siempre me dice que será feliz cuando vea cumplido mi sueño de ser un gran futbolista. Él se implica mucho conmigo pese a que apenas tiene tiempo para nada y no deja de decirme que para llegar arriba tengo que trabajar, trabajar y trabajar mucho», manifestó.

Además, desveló que desde hace algún tiempo la comunicación con Museveni es telefónica porque «la situación política en Uganda es complicada. Hay muchos problemas con la oposición y apenas tiene tiempo para estar conmigo. En un año solo puedo verlo entre cinco y siete veces, pero me llama mucho por teléfono».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Rubani: «Me enfado cuando el equipo no lo hace bien»