La plantilla de IKF para y sale a la calle para evitar el cierre


Trabajadores de la planta de IKF en Cuntis (la antigua Cedonosa) salieron ayer por tarde a la calle acompañados por familiares, amigos y miembros de las corporaciones municipales de Cuntis y A Estrada para rechazar el cierre de la fábrica de productos refractarios cerámicos. La movilización se produce en plena negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción que afecta a 61 de sus 64 empleados y supondrá el cierre de la factoría. De hecho, antes de la manifestación asesores de la empresa y comité se volvieron a sentar para intentar acercar posturas a tres días de que concluya el plazo. El ambiente a punto estuvo de suspender la reunión, que al final se llevó a cabo y que se repetirá esta tarde.

La nueva propuesta de la empresa pasa por una indemnización de 47 días por año con un tope de 40 mensualidades o de 100.000 euros por persona. El comité reclama 50 días por año en 44 mensualidades. Sí se alcanzó un acuerdo en cuanto a la regulación de las jubilaciones parciales, que afectan a 6 personas, que seguirán de alta en la planta que la multinacional francesa tiene en A Guarda.

La protesta coincidió también con un paro de 24 horas iniciado a las 9. Por la mañana los empleados se concentraron en la fábrica, ubicada en el polígono industrial de A Ran, y mataron el tiempo haciendo carteles y preparando la movilización. Con una pancarta en la que se podía leer «Non ó peche» dejaron claro cuál es el mensaje. «El objetivo es que se nos vea y esperamos que la respuesta sea masiva», comentó Ana Carpintero, miembro del comité.

Entre 200 y 300 personas, según la Policía Local, y 400 para UGT, secundaron la llamada de la plantilla. La marcha partió pasadas las seis y media de la tarde desde la fábrica y discurrió por un carril de la carretera N-640 hasta el centro de Cuntis. La protesta causó algunas retenciones de tráfico. Tras un recorrido por las calles del casco urbano la manifestación concluyó en la Praza da Constitución. También participaron la diputada socialista Carmen Cajide y la candidata del BNG al Parlamento Europeo Ana Miranda.

Entre las pancartas destacó una dirigida a la dirección de IKF: «Os trofeos ao carallo, nós queremos traballo», en alusión a los premios que recibe la planta de Cuntis dentro del grupo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La plantilla de IKF para y sale a la calle para evitar el cierre