De regalo, flores reservadas a emperadores y samuráis

La Diputación recibe una colección de camelias Higo, hasta ahora solo vistas en Japón e Italia

M. Conde

De Japón a Pontevedra, pasando por Italia. Es el recorrido que ha hecho la colección de camelias Higo que el doctor Franco Ghirardi regala hoy a la Diputación de Pontevedra y que pasarán a formar parte del inventario de plantas ornamentales de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro.

Sus responsables habían escrito a Ghirardi para pedirle que les vendiera unos pocos ejemplares de los muchos que él cultiva en su jardín italiano. Y la respuesta llegó a vuelta de correo: «Nada de vender, siendo para ustedes se las regalo». No contento con eso, se ofreció a traerlas personalmente, para evitar que pudieran sufrir cualquier daño en el viaje. Así, Franco Ghirardi se ha pegado un tute de 1.500 kilómetros al volante de su coche familiar, lo cual aún es más de agradecer.

Carmen Salinero, presidenta de la Sociedad Española de la Camelia, destaca lo que significa un regalo como este: «Son plantas que rara vez pueden ser observadas fuera de Japón, su país de origen», dice.

Y es que fueron mantenidas intramuros durante siglos por las familias de los emperadores y los samuráis. El pueblo no tuvo conocimiento de su existencia hasta después de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, fuera de Japón, la de la Diputación será la segunda colección más importante, después de la italiana.

Salinero explica que Ghirardi se ha convertido en una autoridad, tal vez la más importante de Europa, en camelias Higo. Farmacéutico y floricultor nacido en 1947 en una localidad próxima a Milán, empezó a interesarse por las camelias en los ochenta y decidió crear una colección de variedades italianas antiguas. En ello estaba cuando, una década después, descubrió una flor de camelia Higo. Sus especiales características, pero sobre todo su historia y su origen secreto, le llevaron a buscar información. Punto de inflexión en esa búsqueda fue un viaje a Japón, en concreto a la isla de Kiushu, Prefectura de Kumamoto (antigua provincia Higo) donde conoció los detalles.

En la actualidad es miembro de la Sociedad de la Camelia Higo, fundada en 1958, y único organismo que se encarga de decidir si una camelia es Higo o no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

De regalo, flores reservadas a emperadores y samuráis