Maratón de compras para gastar cuatro mil euros en un día

Paula Pacheco se fue ayer de tiendas por la ciudad a cuenta de Aempe


Las pasadas navidades compró un lápiz de labios en la perfumería Tito de la Peña, rellenó unos boletos de la campaña de promoción del comercio de Aempe Todo queda na casa y le tocó un vale por valor de 4.000 euros para gastar en las tiendas de la ciudad en un solo día. Todo un regalazo en tiempos de crisis.

Paula Pachecho Leins es pontevedresa, está casada con un agente de la Guardia Civil y reside en la avenida de Domingo Fontán, en las viviendas de la Comandancia. Cuando la llamaron para decirle que había ganado este premio no podía creérselo, casi ni se acordaba de haber rellenado aquellas papeletas.

Ayer salió de compras y reconoció que, «aunque lo parez+ca, no es tan fácil pensar así de sopetón en qué gastarse de golpe ese dinero». Aunque, al final, se le ocurrieron un montón de cosas.

El truco está en no improvisar y seleccionar previamente los artículos para evitar malgastar. Solo podía comprar 300 euros como máximo en cada comercio, así que debía entrar al menos en trece. Y fueron quince.

Lista en mano, comenzó su recorrido por los establecimientos de la ciudad, acompañada de su marido y del gerente de Aempe, Hermenegildo Novoa, que se encargó de pagar todo lo que iba adquiriendo para ella, para su pareja, para su hija de catorce años y para la casa.

Cuatro mil euros dan para mucho, sobre todo en tiempo de rebajas. La primera parada fue en la joyería Suárez, donde ya tenía elegido un reloj de mujer. «Esto es un capricho mío», confesó. De allí se dirigió a Purificación García para autorregalarse un bolso que tenía fichado. Luego visitó también la tienda de lencería de Lourdes Sampedro, en las Galerías Oliva, y después la de Adolfo Domínguez. En Torrado compró, a continuación, cosas para la casa, un juego de café de Sargadelos y algunos detalles más de decoración.

«¡Caray¡ Que mal estoy quedando. Parece que todo es para mi, pero no... eh», bromeó Paula. La lista la habían consensuado en familia y enseguida le tocaría al marido y a la hija. Entró en otras joyerías para comprar pendientes, un anillo y un reloj de caballero. Y lo siguiente sería una cámara de fotos, diversos artículos de informática, un miniordenador, además de varias prendas deportivas y unos zapatos.

Como de bien nacidos es ser agradecido, en la perfumería donde selló el boleto de la suerte, de la que es buena clienta, también adquirió varios regalos. Y en Loxa volvió a comprar cosas para la casa. Su maratoniana jornada remató en Las Añadas, donde eligió unos buenos vinos para celebrarlo y repartir entre sus allegados.

Trece premios

Los directivos de Aempe reunieron a primera hora de la mañana, en plaza de A Peregrina, a todos los agraciados en su campaña navideña de apoyo al comercio para entregarle los vales-compra. Además del primer premio de 4.000 euros hubo otros dos de 2.000 y 1.000 euros y diez más de 500 euros.

Hoy le tocará vivir la experiencia de gastar dos mil euros en un día a Sabela Bernárdez Iñarrea. Ella depositó su boleto de la suerte en Míster Tacón y, como los otros afortunados, cuando la llamaron para comunicarle el premio pensó que era una broma. Tiene muy claros los caprichos que se va a dar y va a compartir con su pareja, como un viaje de fin de semana a buen hotel de Portugal y una buena cena. Se hará un tratamiento de belleza y se comprará unas gafas, un miniordenador y una televisión.

A Soledad Costa Mouriño le tocó el vale de 1.000 euros por una compra que hizo en Muebles Garrido y se los gastará el jueves en la Wii, una cartera, dos aspiradoras y unas botas de montaña y algunos regalos más para toda la familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Maratón de compras para gastar cuatro mil euros en un día