«El mostrador es un valor en la atención al cliente»


Eduardo Esteban Meruéndano es hijo de Luis Esteban Menéndez, propietario de la droguería La Moderna, un emblemático establecimiento situado en la plaza Curros Enríquez que acaba de recibir uno de los premios concedidos por la Diputación al pequeño comercio por su gran tradición.

-¿Cuantos años de historia tiene la droguería?

-Aquí llevamos ochenta años, pero en realidad va a cumplir ochenta y cinco, si tenemos en cuenta que antes de esta ubicación en Curros Enríquez estuvo en otros locales próximos de la calle Don Gonzalo y Marqués de Aranda

-Supongo que estarán muy satisfechos con este premio

-Siempre te gusta que se acuerden de un negocio como este, sobre todo por su trayectoria familiar. Mi padre aún sigue en activo y que sea el quien lo reciba aún le gusta más. Muchos clientes nos han llamado para felicitarnos y es muy gratificante que lo sientan también como algo suyo.

-¿La Moderna es una droguería a la antigua usanza?

-En la actualidad es una droguería especializada en productos químicos e industriales, que no son fáciles de encontrar en otros sitios. Y en contra del márketing moderno, para nosotros el mostrador es un valor para la atención personalizada al cliente que nos pide asesoramiento.

-¿Quiénes son sus principales cliente?

-Nuestra clientela es tan amplia como nuestra oferta. Atendemos a todas las parroquias del rural pontevedrés y suministramos a las típicas tiendas de pueblo de venden de todo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«El mostrador es un valor en la atención al cliente»