«En España sería poco racional prescindir de la energía nuclear»


El director del programa de seguridad nuclear del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, dependiente del Ministerio de Ciencia, analizó ayer en el Liceo Casino de Pontevedra «cuanto sostenible es la energía nuclear». Para evitar caer en ambigüedades, Luis E. Herranz optó por no «hablar de argumentos de otro carácter distinto que los tecnológicos, números y hechos. No es una conferencia política. Es una conferencia técnica».

De este modo, recordó que «España es un país sin recursos naturales energéticos», donde «importamos más del 80% de la energía primaria que consumimos». Frente a esta situación surge la alternativa de la «la energía nuclear, que es una energía que se puede considerar como autóctona porque es fácilmente acumulable. Supone una garantía en el suministro».

De este modo, no dudó en sostener que «para un país como España sería poco racional prescindir de la energía nuclear».

La intervención de Luis E. Herranz coincidió con la decisión del gobierno de España de prolongar la vida útil de la central de Santa María de Garoña hasta el 2013. No es de extrañar que esta fuera una de las cuestiones que tuvo que abordar en el salón noble del Liceo Casino.

Una central segura

En este sentido, no dudó en mantener que la de ayer fue «una decisión política». Y es que el director del programa de seguridad nuclear del CIEMAT sostuvo que le «parecería mucho más positivo darle voz al organismo competente en materia de seguridad nuclear que ha propuesto una continuación de la vida de Santa María de Garoña durante diez años».

Asimismo, quiso acabar con todo tipo de especulaciones acerca de la seguridad de esta central. Así, apuntó que «tenemos la suerte de tener un organismo independiente que ha estado durante dos años evaluando documentación sobre seguridad de Santa María de Garoña y ha considerado que con pequeñas modificaciones es segura para operar durante diez años».

Añadió, en relación con esta cuestión, que todas las centrales españolas cuentan con un inspector dependiente del Consejo de Seguridad Nuclear y, en el caso concreto de Garoña, están previstas «inspecciones periódicas durante esos diez años».

Es por ello que, tras precisar que la burgalesa se encuentra dentro «del 10% de las mejores centrales del mundo entero», Luis E. Herranz quiso dejar claro que decisiones como la de ayer «no significan ''abrimos la puerta y tiramos la llave'', sino que sigue habiendo una permanente vigilancia de la seguridad de la central».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«En España sería poco racional prescindir de la energía nuclear»