Luis Bará estrena su condición de concejal no electo visitando actuaciones en Monte Porreiro

La Voz

PONTEVEDRA

20 jun 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

Aunque oficialmente su nombramiento no será oficial hasta el lunes, cuando lo apruebe la junta de gobierno local, Luis Bará estrenó ayer su nuevo cargo de concejal no electo en una visita al barrio de Monte Porreiro, donde el Concello ha invertido algo más de 227.000 euros en diversas actuaciones de eliminación de barreras arquitectónicas y de mejora de la seguridad vial. Precisamente, Bará se hará cargo, en esta nueva etapa como miembro del gobierno municipal, de las áreas de seguimiento de obras urbanas y de accesibilidad.

El barrio de Monte Porreiro fue el punto de partida elegido por el Concello para desarrollar un programa de obras para mejorar la seguridad vial que se quiere extender a otros puntos de la ciudad.

Durante los últimos meses se procedió a rebajar aceras, a colocar pasos de peatones elevados para calmar el tráfico, a retirar farolas y otros obstáculos de las aceras para mejorar la accesibilidad y a repavimentar varias calles, entre otros trabajos.

Las obras fueron consensuadas con la asociación vecinal del barrio, en el que residen más de 4.700 pontevedreses.