Pontevedra histórica y literaria

Elena Larriba redac.pontevedra@lavoz.es

PONTEVEDRA

15 abr 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

La relación de Pontevedra con la literatura ha sido objeto de más de un debate en la Feria del Libro y hasta de estudios de investigación en el ámbito universitario. Son muchos los escritores que desarrollan su actividad en esta ciudad y se inspiran en ella. Ayer fue día de presentaciones de nuevas obras, ambas de carácter histórico. Una es la última novela de Adolfo Caamaño, titulada Cris Canalla (O instinto da liberdade), de la editorial A Nosa Terra. Según explicó el propio autor en el acto celebrado en el Teatro Principal, en ella recrea aquellos años de principios del siglo XIX en los que Galicia y Pontevedra fueron invadidas por las tropas napoleónicas. Está ambientada por tanto en la Guerra de la Independencia contra los franceses en la comarca pontevedresa, más concretamente en lugares clave como Ponte Sampaio, y también en la lucha de la emancipación de las colonias españolas en América, sobre todo en el Caribe venezolano.

Los protagonistas son un joven francés, llamado Cristian, que atraído por los ideales de la Revolución Francesa se alista en el ejército de Napoleón y cuando llega aquí decide desertar. El otro personaje es un joven que el autor identifica como pontevedrés, pero en realidad es, según el propio Caamaño, uno de los de los veintiséis niños de un orfanato de A Coruña escogidos para extender la vacuna contra la viruela por el Imperio Español y por todo el mundo con la expedición del doctor Balmis, en 1803. Ambos acaban conociéndose en un navío de la flota del general Morillo (héroe de Ponte Sampaio) que se dirige a Venezuela para abortar la lucha independentista del general Bolívar. «Esta la historia de una amistad en tiempos complejos y de cambio, en los que se habla de la libertad, de la igualdad y de las primeras democracias, en una etapa fundamental para entender el futuro tal como es hoy», explica Adolfo Caamaño, profesor de Historia del Colegio San Narciso de Marín, quien reconoce también como escritor su debilidad por el tema histórico.

Pontevedra tiene un protagonismo especial en Cris Canalla, donde aparecen muchas personalidades históricas . Además del propio Morillo y Simón Bolívar, en la novela destaca como personaje clave un diputado gallego en las Cortes de Cádiz, «al que yo le tengo mucho cariño», comenta el autor. Se trata de Agustín Baamonde, «de quién encontré un documento dirigido precisamente a las Cortes de Cádiz hablando de los problemas de la guerra en Galicia», añade. Pero no son solo los personajes, aclara. «En el relato hay muchos hechos curiosos que no conoce la gente». Por ejemplo, que en 1810 se creó en Galicia un regimiento de cazadores extranjeros compuesto de 1.700 desertores franceses y reclutados por la Junta de Defensa contra Napoleón, que andaban por los montes adelante para vigilar del bandidaje. Y se habla también de otro batallón gallego en el que había 13 pontevedreses, llamado Batallón de los Obispos por las marcas de color morado en sus uniformes. Se formó en Cádiz en 1812 con mil personas y se rebelaron porque el pacto era que su jefe tenía que ser un gallego y al que nombraron no lo era. Caamaño asegura que es una novela ágil, contada en primera persona por sus protagonistas. Los interesados ya la pueden adquirir desde hace un mes en las librerías. Para este escritor pontevedrés es su tercera novela, después de Soberano y O Paxaro de mel. Fue premiado en en diversas ocasiones por su actividad literaria y, entre otros, recibió el premio Xohán Carballeira de poesía por su Poemario irlandés.

Otra publicación presentada ayer en la Galería Sargadelos fue Apuntes para a historia do asociacionismo pontevedrés 1882-1936, obra de la historiadora Natalia Fraguas Fernández, editada por la Fundación Luis Tilve y prologada por Roxelio Pérez Poza. El libro es una recopilación documental a través de la prensa local y material de archivo de los movimientos asociacionistas de Pontevedra y su comarca desde 1882 hasta el comienzo de la Guerra Civil Española.