Nuevos Amigos de Pontevedra

Chelo Lago redac.pontevedra@lavoz.es

PONTEVEDRA

10 ago 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

La Asociación Amigos de Pontevedra entregó ayer, víspera de la Peregrina, como es tradicional, sus premios con los que se reconoce el amor a la ciudad que procesan los galardonados. En el restaurante del Pazo da Cultura completamente abarrotado de comensales, se celebró la comida en la que se impusieron las distinciones. Servida por Mochi, los invitados pudieron degustar varios entrantes a base de marisco, calamares y empanada de zamburiñas, para seguir con lubina marinada, rodaballo y cordero, además de los postres y el café. Como es habitual, ofició de maestro de ceremonias José Luis Fernández Sieira, portavoz de Amigos de Pontevedra, que realizó una pequeña y sentida semblanza de todos y cada uno de los homenajeados de este año, antes de entregar los premios, consistentes en un cuadro de honor para las instituciones, Cristalería Pontevedresa en la persona de supropietario, Francisco Barbeito, y Club Ciclista Super Froiz, y la insignia de oro de la entidad para las personas particulares, que este año fueron Julia García Domínguez, esposa del empresario Ceferino Nogueira, que acudió acompañada por muchos miembros de su numerosa familia, el arquitecto Rafael Fontoira Surís, el profesor Celestino Lores Rosal, el abogado Modesto Barcia Lago y el almirante Manuel Otero Penelas.

Los galardonados recogieron sus premios con orgullo y emoción contenida. Si acaso Tino Lores, que estuvo arropado por una nutrida representación de la Asociación do Camiño Portugués que le brindaron un caluroso y largo aplauso, fue el que menos pudo disimular la emoción, cuando el párroco de Santiago Peregrino de O Burgo, Luis Alcántara, le impuso la correspondiente distinción. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, entregó el premio al arquitecto Fontoira Surís y Aurora Cervera Mercadillo, a Modesto Barcia, mientras que Sieira hizo lo propio con Otero Penelas, y la viuda del doctor Martínez, a Julia Galrcía. El cuadro al propietario de Cristalería Pontevedresa, Francisco Barbeito, lo entregó otro empresario, Manuel Fariña.

Especialmente feliz estaba Evaristo Portela, director del Super Froiz de Ciclismo, por doble motivo, por el reconocimiento de Amigos de Pontevedra y por el oro del ciclista Samuel Sánchez en las Olimpiadas de Pekín. Su premio se lo dio otro clásico del ciclismo en Pontevedra, el doctor Antonio Días Lema, que fue presidente del Club Ciclista de la ciudad. Portela vivió con pasión el desarrollo de la competición olímpica a través de la televisión y alabó el trabajo de todo el equipo español, «porque hai que traballar en equipo». «Foi unha carreira fabulosa e tal como foi, estaba claro que un dos favoritos ía ser Samuel Sánchez», dijo, para añadir que «o gañador tiña que ser un dos que terminara ben o Tour, un corredor con gran fondo e con bo final, e eu confiaba en Samuel». «Menudo ano que levamos no ciclismo, con Contador gañando o Giro, Carlos Sastre o Tour e seguramente outro español vencendo na Vuelta a España, pero isa aínda hai que correla», apostilló. ¡A ver si es cierto lo de la vuelta!