«Los ''aires antitaurinos'' existen pero son minoritarios ante el interés que genera la fiesta»


Un torero no nace, ni se hace, sino todo lo contrario. Para Castella está claro que «se debe nacer con algo», pero, al mismo tiempo, «también es cierto que hay que trabajar mucho para hacerse, entrenar, aprender? La técnica es muy importante para poder expresarte con la muleta y el capote».

-Dicen sus allegados que es tímido. ¿Es eso cierto?, porque no me acabo de creer que alguien capaz de hacerle una verónica a un astado de más de quinientos kilos de peso, le puedan imponer unos micrófonos de apenas quinientos gramos.

-Sí se puede decir que soy tímido, pero es una cuestión personal, independiente de micrófonos y de toros. Forma parte de mí, no es que sea tímido solo con la prensa.

-Pues le voy a hacer una pregunta en el plano personal. Espero que no le importe. ¿Qué comida es su favorita? ¿Y en música y lectura? ¿Algún pasatiempo especial?

-Me encanta el foie gras francés. En música oigo de todo. Llevo a Camarón, a Bob Marley, música electrónica? En cuanto a la lectura, me gustan mucho las aventuras personales. Un libro que me marcó es el de un navegante francés que surcó los mares en solitario. Y en cuanto a lo del pasatiempo, uno que practico menos de lo que me gustaría, pero siempre que puedo, es la pesca submarina.

-Al margen de los ruedos, este año ha sido noticia por dos motivos, la presentación del documental «El rojo sobre el negro» y su presencia en el Parlamento Europeo. ¿No resulta curioso que, con los aires antitaurinos que se respiran en muchos países de Europa, un torero siente cátedra en el Parlamento Europeo?

-Los «aires antitaurinos» existen, efectivamente, pero son minoritarios si se comparan con el interés que genera la Fiesta en Europa. Francia vive una época preciosa en la que la gente tiene afición y quiere saber, cada vez más gente. Cada vez hay más niños en las escuelas taurinas, más gente en las plazas? El acto de Bruselas, que se planteó como una exaltación de la Fiesta fue todo un éxito, con los más altos cargos de la política europea dando su apoyo.

-Y retomando el tema de su aparente timidez. ¿Cómo se siente más cómodo: delante de un toro, delante de los europarlamentarios, o delante de una cámara?

-Cada uno tiene que hacer lo que mejor se le da, y lo mío es torear.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Los ''aires antitaurinos'' existen pero son minoritarios ante el interés que genera la fiesta»