El bipartito descarta Pastoriza por las dificultades de desarrollo


El bipartito que gobierna el Ayuntamiento de Marín se refirió ayer a los «puntos conflictivos» surgidos en las reuniones de la comisión de seguimiento del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). Unas discrepancias que el lunes hizo públicas la oposición y que se centran en la delimitación de las zonas industriales.

El alcalde, el socialista Francisco Veiga, afirmó que la creación de un gran polígono industrial en Pastoriza (un millón de metros), que reclaman el PP y Mar-In, está descartada debido a las «dificultades» que conllevaría su desarrollo. Esos problemas de partida son, según indicó, la falta de conexión con una vía de alta capacidad y de servicios de agua y alcantarillado.

Según el regidor, realizar esa conexión podría llevar entre diez y quince años, lo que es «un condicionante muy importante». Añadió que Pastoriza está por encima de la cota de los 400 metros, lo que implicaría un bombeo inasumible por el Concello y los posibles compradores de las parcelas. Para sanear el núcleo de Pastoriza está prevista la instalación, de forma experimental, de una EDAR portátil, que solo daría servicio a ese núcleo y no al polígono. Pese a todo, Veiga admitió que Pastoriza podría convertirse en el futuro en la «gran zona industrial de O Morrazo».

Las áreas industriales incluidas en el PXOM, aunque la coaliación no concretó superficies, son A Brea, que albergaría un «parque comercial» que «daría vida al casco urbano de Seixo», y el monte Pituco, aunque se mantienen las previstas en Vista Alegre y Caños de Moledo. Para el bipartito el Pituco sería la primera zona en desarrollarse y asumiría aquellas empresas que por su actividad no podrán asentarse en A Brea. Tras las reuniones celebradas, la previsión de suelo en el Pituco se vio incrementada, aunque tampoco se dieron detalles.

Tanto PSOE como BNG hicieron hincapié en que Marín necesita un plan de urbanismo y no puede esperar más tiempo. Concluidas las reuniones de la comisión, el próximo paso será la contestación de las alegaciones y la exposición pública del documento. El regidor expresó su confianza en que el PXOM se pueda aprobar en este mandato, mientras que el teniente de alcalde, el nacionalista Manuel Ruibal, apeló a la «responsabilidade de todos para lograr un documento de consenso».

A preguntas de los periodistas, el edil de Urbanismo, Xosé María Vilaboa (BNG), indicó que en la delimitación de los núcleos rurales «se estirou o máximo permitido pola lei».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El bipartito descarta Pastoriza por las dificultades de desarrollo