Silgar pierde arena mientras espera otra regeneración de Costas del Estado


Los temporales típicos del invierno ya han provocado, como es habitual, la pérdida de arena en la playa de Silgar, un guión que se mantiene fiel año tras año y que da la razón a los expertos que afirmaron que el problema del arenal urbano «es irresoluble». Los síntomas ayer eran evidentes, taludes en la playa causados por el golpe de las olas.

Hace varios años, concretamente en 2002 y 2003, el Ministerio de Medio Ambiente aportó más de 150.000 metros cúbicos de arena importados de Portugal en Silgar. No obstante, los primeros oleajes de los inviernos arrastraron grnades cantidades de la arena recién depositada.

A pesar de la historia, Costas renegreará nuevamente el arenal, medidas criticadas por varios colectivos ecologistas. De hecho, las asociaciones alertaron que la presencia de taludes es únicamente el efecto visible, puesto que argumentan que trasladar arena de una costa a otra corre el riesgo de que los áridos sean incompatibles con su nuevo ecosistema.

La Dirección General de Costas prevé regenerar el arenal esta vez con 53.600 metros cúbicos de sedimentos procedentes de la desembocadura del río Mondego, en la localidad portuguesa de Figueira da Foz.

Un dique para la playa

No obstante, la Administración central además de la regeneración proyectada, construirá un espigón de escollera para evitar la erosión de la playa urbana de Silgar con los temporales invernales. Costas prevé que el dique tenga su origen a la altura del párking del puerto deportivo en dirección a al escultura de la Madama.

Pero el Ayuntamiento reclamó al Ministerio de Medio Ambiente que no acometa simplemente el espigón, sino que ejecute un relleno «que supondría un tramo más de paseo que agrandaría la actual plaza que hay en el entorno».

Sin estudios ambientales

Poco después de plantear el proyecto para la playa de Silgar, el departamento estatal que dirige Cristina Narbona eximió a Costas de someterlo a la evaluación de impacto ambiental, alegando que «no se observa que el proyecto vaya a producir impactos adversos significativos».

De momento, el gobierno estatal no ha fijado una fecha para iniciar los trabajos de regeneración de la playa urbana del municipio turístico, pero en agosto se recomendaban que la construcción del dique se ejecutará en el mes de octubre. El espigón tendrá 150 metros de longitud, y se pretende que la estructura este semisumergida para causar el impacto visual menor posible. La presencia del espigón no es considera como una afección paisajística, puesto que Costas señaló que el Silgar y su entorno carece de calidad paisajística.

El ex alcalde del municipio, Telmo Martín, había restado importancia en su día a la erosión del arenal, y ya había adelantado que Costas analizaba si era necesario construir un dique submarino o semisumergido frente a la famosa escultura de la Madama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Silgar pierde arena mientras espera otra regeneración de Costas del Estado