Una larga tramitación pendiente que puede dilatar los plazos

A. C.

PONTEVEDRA

24 nov 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

La pretensión de acabar en el 2012 la autovía entre Pontevedra y Vigo puede convertirse en el segundo horizonte fallido que se fija para esta infraestructura, tras incumplirse el plazo del 2010.

La exposición pública del estudio informativo es solo el inicio de un largo camino que queda aún por recorrer. Una vez que se cierre el plazo de 30 días para exponer este estudio, será preciso que los técnicos analicen las alegaciones y remitan el documento a Medio Ambiente para que formule la declaración de impacto.

Aunque el departamento que dirige Cristina Narbona ha agilizado notablemente estas declaraciones, todo apunta a que habrá que consumir al menos un año en este trámite.