Aparicio impulsa una fundación para preservar el Alto Verdugo


pontevedra

El antropólogo Buenaventura Aparicio Casado abrió ayer las novenas Xornadas de Historia de Galicia que organiza el IES Chan do Monte de Marín. El profesor del instituto de Mogor y de la UNED pronunció la primera de las conferencias-coloquio en un abarrotado salón de actos después de la inauguración oficial, que corrió a cargo de la delegada provincial de la Consellería de Cultura, Marta Souto.Buenaventura Aparicio repasó en su charla, titulada Vieiros, su trayectoria como miembro del Grupo de Arqueología Alfredo García Alén, que este año celebra su veinticinco aniversario, al igual que el centro educativo de Marín. El antropólogo recordó su relación con Alfredo García Alén, que fue secretario del Museo de Pontevedra. El interés por la arqueología de este hombre hizo que el grupo creado en 1981 llevara su nombre. Aparicio Casado se detuvo en una actividad «muy gratificante» desarrollada en Poio, en 1983, con un grupo de niños de EGB y que consistió en la recogida de toponimia y en la realización de dos excavaciones. El profesor expresó su deseo de dedicarse, una vez jubilado, a un proyecto como el de la Fundación Alto Verdugo, que promueve el desarrollo de los concellos del interior Ponte Caldelas, A Lama y Fornelos de Montes. «Soy miembro fundador y me encargaré del apartado de patrimonio y cultura. Hablamos de una zona, la del Suido, que hay que estudiar para ponerla en valor ya que se está despoblando», apuntó. «Es muy rica en petos de ánimas, cruceiros, grabados rupestres y carballeiras, como la de Xesta». Buenaventura Aparicio subrayó que hay que preservar los pocos parajes naturales que quedan en la provincia: «Que no se hagan más barbaridades urbanísticas. El litoral de Poio y Sanxenxo está destrozado». También abogó por la concienciación social como arma «para poder vender nuestro patrimonio, como sucede en otros países europeos». Las Xornadas de Historia de Galicia continúan hoy, a las 12 horas, con la conferencia Arqueoloxía en Pontevedra: 1981-1988, a cargo de Ramón Patiño Gómez, presidente del grupo Alfredo García Alén.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Aparicio impulsa una fundación para preservar el Alto Verdugo