Numerosos pontevedreses disfrutaron ayer de las atracciones por el módico precio de un euro


pontevedra

El buen tiempo propició ayer la afluencia masiva de gente a las atracciones instaladas en la Alameda el último día de las fiestas. El día del niño atrajo hasta la zona no sólo a los más pequeños, sino también a jóvenes y adultos con ganas de disfrutar de la última jornada de las fiestas de A Peregrina.Atracciones como la Uve, el Boomerang, el Salta Montes y el Barco Pirata fueron los que atrajeron a un mayor número de personas, atraídas por el módico precio de un euro. Esta cifra supuso una rebaja considerable con respecto a los otro días de la semana y generó colas desde la tarde para poder pasar un buen rato en las atracciones. No sólo la avenida Reina Victoria estuvo abarrotada de gente. Los laterales de la Alameda también. Las atracciones de los más pequeños como Payasolandia, el Toro y los inflables fueron también las más demandadas. En cuanto a las tómbolas, todavía ayer había personas que se animaron a participar, y los puestos ambulantes fueron también visitados no sólo por pontevedreses, sino por turistas. Y es que ayer no parecía lunes en las inmediaciones de la zona de la Alameda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Numerosos pontevedreses disfrutaron ayer de las atracciones por el módico precio de un euro