Barreiro: «Cando chegan as eleccións, deben facerse con independencia do contexto»


Barreiro analiza hoy el posible retraso de las elecciones catalanas. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, no estaba de acuerdo ayer en la suspensión de las elecciones, afirmando que hay que tener mucha cautela ante la falta de previsión legal.

Llama la atención esta cautela, porque lo que ya se ha hecho, se puede volver a hacer: tenemos dos suspensiones recientes, en Galicia y Euskadi. Extraña que si en esas dos ocasiones el Gobierno no plantease queja, ahora sí lo haga.

Esto alimenta la sensación de que lo que defiende el Gobierno es la candidatura de Salvador Illa, ya que el retraso puede dañar sus posibilidades en las elecciones. Y además, ¿cuánto tiempo se pueden retrasar? Si es sine die, se extiende un modelo de ilegitimidad en Cataluña que ya está patente desde que no se sustituye a Torra con una nueva investidura.

También podemos comparar la situación con Francia, donde no se suspendieron las elecciones y Macron fue muy criticado por ello. O Estados Unidos, donde ni siquiera se planteó un posible aplazamiento. En la teoría clásica de la democracia, es muy difícil suspender unas elecciones. Porque la legitimidad del poder se basa en la caducidad del mismo y en la necesidad de volver a legitimarlo con unas nuevas elecciones. Si se aceptaran los retrasos, en la mayor de los países no se celebrarían elecciones porque siempre están en alguna broma macabra.

«O mellor consello é dicir que cando chegan as eleccións, deben facerse con independencia do contexto. Porque se non, chégase case sempre a que se poden adiar a gusto do consumidor».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Barreiro: «Cando chegan as eleccións, deben facerse con independencia do contexto»