La granizada de julio afectó a 90 hectáreas en A Limia

La Xunta estudia dar créditos blandos a los afectados


xinzo / la voz

El estudio realizado por el Centro Agrongandeiro del Inorde cifra en cerca de 900 hectáreas cultivadas, sobre todo de patata y cereal, las que fueron dañadas por la tromba de granizo caída el pasado 6 de julio en pleno corazón de A Lagoa de Antela, en los concellos de Xunqueira de Ambía y Vilar de Barrio. Los datos y conclusiones de este informe fueron valorados de forma positiva por el colectivo Afectados pola sarabia, integrado por medio centenar de agricultores damnificados por los destrozos.

El portavoz de este grupo de labradores, José Antonio Fernández, comentó que la evaluación económica concreta de los daños es imposible de realizar a día de hoy. «Hay que tener en cuenta que la afectación en cada parcela y en cada cultivo fue diferente. Gran parte del cereal se perdió. Estamos a la expectativa de lo que sucede con las fincas de patata, pero el informe del Inorde es correcto», remarcó.

Fernández confirmó que la agrupación de agricultores mantuvo una reunión con la directora xeral de Gandeiría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Belén do Campo. La voluntad de la Consellería de Medio Rural es colaborar con los damnificados, pero no a través de ayudas directas. Las opciones pasan por diferentes alternativas. «En la Consellería se nos dijo que existían varias posibilidades. Una es la concesión de créditos a interés del 0% y facilidades de pago a través del Igape -aseguró Fernández-. Otra son reducciones en las cuotas de autónomos de la Seguridad Social; y una última sería ventajas fiscales en el IRPF. La que depende del Igape se anunciará este mes», apuntó el agricultor.

El portavoz de Afectados pola sarabia mostró la conformidad de los labradores por las medidas planteadas. «Ahora esperamos que esas buenas palabras y esas medidas positivas que se nos trasladaron se plasmen en cuestiones concretas», ratificó. A más largo plazo, durante el mes de noviembre, se impartirán unas charlas sobre seguros agrarios en las parroquias más perjudicadas por la granizada de hace un mes. «Hay aspectos que desconocíamos sobre esos seguros y pensamos que es bueno que el sector esté bien informado sobre ese aspecto», comentó Fernández.

Sin respuesta del Gobierno

El pedrisco de julio se cebó especialmente con el trigo sementado en la zona de Xunqueira, donde quedaron muy dañadas cerca de 700 hectáreas. Los concellos de Ambía y Vilar de Barrio solicitaron al Gobierno la declaración de zona de emergencia, la antigua zona catastrófica por las pérdidas ocasionadas. El Gobierno aún no se ha pronunciado sobre esa petición.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La granizada de julio afectó a 90 hectáreas en A Limia