Estos maestros ourensanos son el orgullo de sus alumnos

Pablo Varela Varela
Pablo Varela OURENSE / LA VOZ

XINZO DE LIMIA

Millán Brea
Millán Brea MIGUEL VILLAR

José Carlos González y Millán Brea son candidatos a los Premios Educa por su labor durante el curso 2019-20

07 oct 2020 . Actualizado a las 14:38 h.

La capacidad para dejar poso entre sus alumnos ha llevado a José Carlos González, profesor en el CEIP Carlos Casares (Xinzo de Limia), y Millán Brea, docente universitario en la Facultad de Educación Social del campus, a ser propuestos a los Premios Educa. Será la cuarta edición del certamen, que determinará el próximo 5 de diciembre los diez finalistas de cada categoría, para anunciar los premiados el 10 de enero del año que viene.

En el caso de José Carlos, se trata de su tercera nominación. Tras el curso 2019-20, las familias de los niños y niñas a los que da clase en el CEIP Carlos Casares (Xinzo de Limia) inscribieron su nombre en la lista de candidatos por su talento para llegar a los críos. «Lo principal es tener empatía con ellos, y también inteligencia emocional», razona el maestro, que nació en el año 1977 en Ginebra (Suiza) y pasó su infancia en Ribadavia. La fórmula que aplica no se basa en un cambio radical de metodología, sino que todo pasa por implantar una filosofía de trabajo en equipo que pueda dar frutos a largo plazo. «Conectas con ellos cuando entiendes la diversidad que hay en las aulas. Se debe ser innovador, perdiendo el miedo a anclarse en el pasado, pero esto no quiere decir que sea preciso un rupturismo total», explica. Así que, como pasa a menudo con los juguetes en la etapa más tierna de los pequeños, la idea es convencerles para compartir. «Trabajar como colectivo es difícil, porque suelen estar acostumbrados a lo individual. Pero es como en un periódico o un equipo de fútbol. Funciona si todos van a una», explica.

José Carlos González
José Carlos González

Millán Brea (1981, Ourense) opta por primera vez en su vida a los premios. «E sorpréndeme, porque non me esperaba este tipo de recoñecemento, que chega do alumnado», dice. Lleva cuatro años en las aulas universitarias como profesor asociado, pero su forma de trabajar va más allá de estar entre cuatro paredes. «Facemos bastantes cousas fora da clase, e é un proceso que che facilita coñecer a tódolos estudantes», cuenta. Para Brea, todo pasa por espolear la conciencia crítica de los alumnos. Por eso comienza las clases con un debate que suele estirarse al menos media hora, y en el que se busca dar voz a todos y que comienza con una noticia de actualidad del día. «A diferencia é que aquí teñen que ser eles os que propoñan os temas. O que se nos pide ós mestres é que lle demos ferramentas ós estudantes para que eles sexan capaces de avanzar persoalmente, e sacar conclusións propias», ilustra.