La escasez de demanda ralentiza la venta de patata de A Limia

La comarca comercializó un 70 % de su producción, menos que en otras campañas


XINZO / CORRESPONSAL

La venta de patata antelana se está demorando con respecto a años anteriores. La falta de demanda del mercado está ralentizando la comercialización del tubérculo antelano, base de la economía local. Las estimaciones son que a estas alturas de campaña cerca de un 30% de la producción, más de 33 millones de kilos, aún está en los almacenes a la espera de comprador. Es una cifra superior a otros ejercicios. Algunos productores empiezan a estar preocupados ante la posibilidad de que una cantidad relativamente significativa del tubérculo pueda quedar sin vender en sus naves.

«El sector está algo parado, es cierto», asegura Servando Álvarez, responsable del Centro Agrogandeiro del Inorde en Xinzo. «Hay algo de retraso con respecto a otras campañas, sobre todo teniendo en cuenta que en países europeos de gran producción, como Polonia, no hubo una gran cosecha», añade. Pero matiza los plazos: «Hay que tener en cuenta que hay muchos productores que firmaron un contrato con almacenistas que van demandando la patata a lo largo de los meses, no todo se vende en septiembre o en octubre. El mercado está ahora con poco ánimo, pero eso no necesariamente tiene que suponer que los agricultores vayan a tener que quedarse con la patata en sus almacenes dentro de dos o tres meses».

La campaña de la patata termina en la práctica a finales de marzo o abril, cuando el tubérculo recogido en septiembre u octubre empieza a disminuir de tamaño y a echar gromos. La campaña actual, a diferencia de la pasada, cuando se alcanzaron precios que rondaron en algún momento los 40 céntimos el kilo, es relativamente normal. Las tasaciones actuales rondan los 17 céntimos el kilo en las principales variedades, uno o dos más que hace un par de meses.

En el Consello Regulador de la IXP Pataca de Galicia esperan que, una vez transcurrido el plazo de alegaciones, se pueda poner en marcha el nuevo reglamento del Consello. Las modificaciones, ya aprobadas inicialmente por la Unión Europea, supondrán un salto cualitativo para la comercialización con el sello de la IXP del tubérculo limiano, al incluir una nueva variedad, la agria. Este hecho supondrá que la venta de patata «de calidade» se duplique respecto a los cerca de siete millones de kilos que normalmente se venden en un año tipo. En la actualidad, solo la variedad Kennebec está amparada por el Consello Regulador. Si no hay contratiempos o alegaciones a la ratificación inicial del nuevo reglamento, lo normal es que entre en vigor durante la campaña 2020-2021, en verano.

El presidente del organismo, Guillermo Budiño, se muestra cauto sobre la fecha definitiva de los nuevos estatutos, presentados hace años ante Bruselas por la IXP y que han tenido un largo proceso burocrático que ya está en su recta final. «Aguardaremos a que el trámite concluya y estamos preparados para cuando entre en vigor», afirma. Los agricultores limianos producen unos 110 o 120 millones de kilos de tubérculo por temporada. No obstante, en los últimos años, la cifra cayó por los anegamientos en fincas durante la siembra, como en el 2018, cuando la producción bajó a 80 millones de kilos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La escasez de demanda ralentiza la venta de patata de A Limia