Un hongo lamina la cosecha de nueces en la provincia de Ourense

El chancro se ceba con los frutales de la comarca de A Limia


xinzo / la voz

La cosecha de nueces en la provincia y en concreto en la comarca de A Limia se ha visto muy lastrada por el ataque de un hongo vinculado a la antracnosis o chancro, una enfermedad que pudre el fruto.

Es difícil establecer la merma cuantitativa del daño causado pero en determinados municipios antelanos los nogales han quedado muy afectados, en muchos casos, por encima del 70%, según algunos propietarios. «Se trata de un cultivo para el autoconsumo, apenas se comercializa, por eso las pérdidas económicas son limitadas, pero la afectación sí ha sido importante», explica el técnico agrícola y exresponsable de la Oficina Agraria Comarcal de Xinzo, Guillermo Budiño.

La antracnosis arruina el fruto de la nuez. «El hongo crea necrosis, se pudre la cáscara y el fruto es inservible», señala. ¿En qué zonas ha afectado más? «En el valle de A Limia hay bastantes nogales afectados, menos en la zona de media montaña. Este mal se desarrolla sobre todo donde hay más humedad», responde el técnico.

«Es un hongo que empezó a gestarse el verano pasado, cuando llovió bastante y los árboles se fueron llenando de esporas que han afectado en esta campaña», expone Budiño. Y remarca: «Hay que tener en cuenta que el nogal es un cultivo ecológico, no se sulfata y por eso es especialmente sensible a estos hongos».

«Están podres case todas»

«Teño dúas nogueiras dende hai anos, caeron case todas as noces xa e están podres case todas, quedarán moi poucas en bo estado», comenta una vecina de Xinzo.

La época de recolección de este producto comienza a mediados de septiembre y se extiende hasta casi finales de octubre.

El chancro se genera por hongos de los géneros colletotrichum o gloeosporium, entre otros. Los síntomas son la aparición de manchas hundidas de diversos colores en las hojas y necrosis en los nervios de estas. Pueden infectar desde varias plantas y frutos hasta la hierba.

Control

Este mal puede ser controlado mediante la destrucción de los tejidos vegetales afectados, usando semillas que aún no tienen el padecimiento o que son resistentes a este, aplicando fungicidas (no es el caso de la nuez gallega) y combatiendo a los insectos y parásitos que esparcen el hongo de la antracnosis de una planta a otra.

Esta enfermedad también puede afectar a las vides, aunque este año no se han dado casos relevantes en las diferentes denominaciones de origen ourensanas, que están produciendo buenos rendimientos en la vendimia que está en marcha.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un hongo lamina la cosecha de nueces en la provincia de Ourense