La Xunta creará en A Limia una planta pública para tratar los purines

Será una de las cuatro que habilitará en las comarcas con más carga agroganadera


ourense / la voz

El problema de la gestión de los purines, sobre todo en las comarcas de alta producción ganadera como la ourensana de A Limia y en otras de Galicia, preocupa a las administraciones, a las empresas del sector y a los productores, que se están moviendo para buscar soluciones que reduzcan el problema medioambiental y, con ello, el riesgo de posibles sanciones de la Comisión Europea.

La Consellería de Medio Rural comunicaba ayer - tras la intervención del director xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, en la comisión séptima sectorial del Parlamento de Galicia- que la futura ley autonómica de excrementos ganaderos pretende «acadar a xestión integral deste tipo de residuos en Galicia, dende a explotación gandeira ata o tratamento final dos xurros e estercos».

Se informó a la comisión de que la ley -que estuvo en consulta pública entre el 2 de agosto y el 15 de septiembre- clarificará qué tienen que hacer los ganaderos para deshacerse de los purines. Por su parte, la Xunta creará «un sistema público de tratamento específico para estas dexeccións». Habrá cuatro plantas destinadas al tratamiento de estos excrementos animales en las comarcas con más carga agroganadera. Habrá una en A Limia y las otras tres se ubicarán en las comarcas del Deza, Bergantiños (Mazaricos) y Terra Chá (Pastoriza). Según la Xunta, estas serán no solo las primeras plantas de tratamiento e gestión de residuos ganaderos no solo de Galicia, sino de toda España.

Antes, para finales de año, la empresa Coren prevé reabrir su planta de tratamiento en Sarreaus, en el complejo de Alta Pedra, que se cerró en el 2014 al eliminarse las primas por la producción eléctrica a través de este tipo de energía. Allí, la cooperativa procesaba cien mil toneladas de este tipo de residuos ganaderos cada año.

El plan de la Xunta, ya avanzado por el conselleiro de Medio Rural, José González, en la reciente reunión de la Mesa da Limia tiene un carácter estratégico para esta comarca. De hecho, según dijo el director xeral José Balseiros en la comisión parlamentaria, la nueva normativa está muy vinculada con la puesta en marcha de la Mesa da Limia, que tiene el objetivo de mantener y mejorar el sector agroganadero en esta comarca ourensana.

La administración autonómica pretende tener completado dicho plan estratégico para A Limia el próximo verano. En él se incluirá un plan de formación agroganadera específico para esta zona, con asesoramiento sobre la gestión de los residuos y de subproductos como fertilizantes. Balseiros comunicó a los diputados que esa mesa de trabajo en A Limia pretende demostrar a los productores que una buena gestión ambiental de la explotaciones es compatible con la mejora de sus resultados económicos.

En verano, el Ministerio para la Transición Ecológica informó de su proyecto de orden para determinar las aguas afectadas por la contaminación o en riesgo de estarlo por aportación de nitratos de origen agrario. En la extensa relación de cuencas hidrográficas y masas afectadas o en riesgo en toda España, aparecía solo en Galicia el embalse de As Conchas, en el río Limia, como afectado. Según esta relación, se detectó riesgo en aguas subterráneas en puntos de los municipios de Xinzo de Limia, Sandiás y Trasmiras, aunque la Xunta alegó contra este informe.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La Xunta creará en A Limia una planta pública para tratar los purines