Las subastas arrancan el año 2019 poniendo en el mercado seis pisos

En la oferta se incluyen inmuebles en calles de la capital como Ervedelo o Valle Inclán


ourense

La primera subasta del año 2019 de bienes embargados por la Tesorería General de la Seguridad Social ya está a la vuelta de la esquina. Será el próximo martes, 22 de enero. En los lotes que se pondrán a disposición de quien pueda estar interesado se incluyen un total de diez viviendas, que suelen ser las que tienen una mejor salida entre los aspirantes. Algunas de ellas se encuentran en calles de la capital que tienen un buen tirón dentro del mercado inmobiliario como es el caso de Valle Inclán o Ervedelo de la capital ourensana, aunque también hay viviendas en O Barco de Valdeorras, Verín o Xinzo de Limia.

Los interesados podrán optar, por ejemplo, a hacerse con una finca urbana valorada en casi 107.000 euros y que se encuentra en la calle Valle Inclán de la ciudad de Ourense. Cuenta con una superficie construida de 86 metros cuadrados, de los que 74 son útiles y cuenta con un trastero anexo en la planta bajo cubierta. Eso sí, la vivienda tiene cargas pendientes con la Hacienda Pública del Estado (4.699 euros) y con el Concello de Ourense (37.009 euros), por lo que elevaría su precio final. La subasta parte de una cantidad inicial de 65.279 euros.

Sin salir de la capital ourensana se puede optar a un piso en la calle Ervedelo. Está en una cuarta planta y cuenta con una superficie de 139 metros cuadrados. La tasación se sitúa, en este caso, en los 89.403 euros y tiene una hipoteca pendiente por importe de 57.000 euros. La subasta arranca en los 32.148,94 euros. Otra opción para los cazadores de ofertas inmobiliarias en la ciudad es un piso en la calle maestra Paz Sueiro, en la zona universitaria. Cuenta con una superficie útil de 50 metros cuadrados. Tiene trastero y cuenta con una tasación de casi 200.000 euros. De forma conjunta se incluye una plaza de garaje, también con trastero, que eleva el precio final del lote hasta los 239.650 euros. Sobre ambas propiedades pesa una hipoteca y la subasta arrancará en los 205.000 euros. La última opción en la ciudad es un piso en la carretera de Vigo, en la zona de O Pino, con más de 100 metros cuadrados y que se subasta a partir de los 47.000 euros.

Ya fuera de la capital también hay propuestas para los interesados por pujar en una finca urbana. En O Barco de Valdeorras se pone a disposición de los ciudadanos un piso en la avenida de la Diputación, con 90 metros cuadrados y con plaza de garaje incluido. La subasta arranca en 80.971 euros y sobre la propiedad pesa una hipoteca de algo más de 30.000 euros. Otra villa ourensana con oferta en esta subasta es Xinzo de Limia. Se pone sobre la mesa una vivienda en la calle Curros Enríquez, con una superficie de 121 metros cuadrados. Con esta vivienda se oferta también una plaza de garaje y un trastero. El importe final de salida de las tres propiedades es de 51.593 euros. En Verín, por su parte, podrá pujarse por dos plazas de garaje, mientras que hay un lote de fincas rústicas valoradas en 11.837 euros. Están todas situadas en Seadur (Larouco).

La subasta del 22 de enero es la primera del año. De acuerdo con los datos facilitados por la Tesorería General de la Seguridad Social en el 2018 se realizaron una docena de subastas con diferentes lotes en cada una de ellas.

La puja puede realizarse de manera presencial o con una oferta en un sobre cerrado

Las imágenes que todo el mundo tiene en la cabeza de las subastas de las películas puede llevar a engaño de cómo se actúa en las gestionadas por parte de la Seguridad Social. Sin tanto glamur, la presencia de gente en estas subastas es muy reducida y se limita a personas concretas interesadas en una propiedad determinada. Según fuentes de la Seguridad Social, los pisos y las plazas de garaje son las que tienen una salida más rápida en este tipo de subastas y lo habitual es que muchas de las propiedades, en especial las fincas rústicas, tengan que salir a subasta en reiteradas en ocasiones. De hecho, en la primera del año hay muchas fincas que se ponen en el mercado por segunda vez.

El procedimiento para hacerse con una de estas propiedades es sencillo y está abierto a cualquiera. Hay dos formas de participar en la puja. La primera es mediante la presentación de una oferta en sobre cerrado antes de la fecha de la subasta. Debe de acompañarse de un depósito de al menos el 25 % del tipo de subasta. También debe incluirse documentación sobre la identidad del ofertante. La segunda posibilidad es la presentación de oferta de manera verbal el día de la puja. En ese caso deberá de ponerse sobre la mesa un aval por el 75 % del precio de salida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las subastas arrancan el año 2019 poniendo en el mercado seis pisos