«É moi interesante que os rapaces aprendan robótica desde pequenos»

Escolares de Xinzo aprenden sobre automatización en una empresa especializada


Ourense

No todos los robots son como Robocop o Wall-e. Esa es una de las enseñanzas que se llevaron ayer para casa los cuarenta alumnos del CEIP Carlos Casares de Xinzo de Limia tras visitar la sede de la empresa Robimat, dedicada a la robótica industrial. Esta actividad tiene lugar porque el centro está desarrollando un proyecto educativo en torno a esa materia. Los chavales, de sexto de primaria, pasaron de la teoría a la práctica y pudieron ver en funcionamiento un robot que mueve con precisión piezas de gran peso.

«Cando pensan en robots, pensan noutra cousa, en máquinas con aparencia humana. Por iso é bo ensinarlles que existen máis robots», cuenta Iván Fernández Fernández (Xinzo de Limia, 1980), copropietario de Robimat. La compañía nació hace cinco años en el nido de empresas del Parque Tecnolóxico de Galicia y desde entonces no ha parado de crecer. Hace unos meses se han instalado en Xinzo, desde donde ofrecen servicios de automatización y robótica a empresas de todo tipo.

Trabajan sobre todo para el sector de la automoción y la madera, aunque también realizan tareas de mantenimiento de maquinaria en almacenes de patata de la comarca. «As empresas cada vez pensan máis na robótica», explica Iván Fernández, que cree que este tipo de sistemas son indispensables. «Se non automatizas, non compites», sentencia el copropietario de Robimat.

Lo cierto es que los alumnos del CEIP Carlos Casares que visitaron ayer la sede de la empresa se mostraban muy interesados por las explicaciones de los responsables de la compañía. «É moi interesante que os rapaces aprendan robótica desde pequenos», explica Iván Fernández, que hace hincapié en el desarrollo que está experimentando este sector en los últimos años. Podría ser, de hecho, la profesión a la que acaben dedicándose en el futuro los chavales que ayer visitaron la empresa. «Non todos se dedicarán a isto, pero algún seguro que si», opina el copropietario de Robimat.

Un proyecto educativo

Chus Vilaboa, una de las profesoras que acompañaron ayer a los alumnos, explica que decidieron desarrollar un proyecto educativo dentro del horario lectivo sobre robótica. Trabajan con los conocidos como «mbots» y aprenden a montarlos y programarlos, pero la experiencia de ayer fue muy diferente porque pudieron ver en acción robots de gran tamaño y uso industrial. Aprendieron, además, que existen muchos tipos y que están presentes en nuestras vidas más de lo que pensamos. Un dron, un radar de tráfico o una aspiradora autónoma son robots. De hecho, en sus preguntas, los niños se interesaron por los usos que pueden tener las máquinas que vieron en funcionamiento.

La de ayer es la primera visita que los alumnos del CEIP Carlos Casares realizan a las instalaciones de Robimat en Xinzo de Limia, pero Iván Fernández dijo que espera recibirlos de nuevo para seguir haciendo que se interesen más a fondo en el mundo de la robótica. El futuro de muchos sectores pasa por la automatización y puede que acaben trabajando en ello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«É moi interesante que os rapaces aprendan robótica desde pequenos»