La humedad en fincas retrasa un mes la siembra del cereal de invierno en A Limia

La demora menguará en varios millones de kilos la producción de trigo de ciclo largo en la comarca


xinzo / la voz

Las labores de siembra del cereal de invierno ya están concluidas a estas alturas de diciembre en un año normal en la comarca de A Limia. Esta campaña, sin embargo, no estarán rematadas hasta bien entrado enero.

El motivo del retraso es la humedad en las fincas. «En muchas zonas de la comarca, como A Lagoa de Antela, sobre todo en Sandiás o Xunqueira de Ambía, no se puede entrar en las fincas. Las labores apenas se iniciaron la semana pasada, cuando lo normal es que a finales de octubre o principios de noviembre ya se inicie la preparación de los terrenos», afirma Servando Álvarez, responsable del Centro Agrogandeiro del Inorde en Xinzo.

La otra causa de la tardía sementeira es la demora en las labores de recogida de la patata en muchos puntos de la comarca. «En algunas zonas no se recogió la patata hasta casi noviembre. Así que no se pudieron preparar muchas fincas para el cereal. Son contadas las parcelas ya preparadas. Se circunscriben a algunas aldeas de Xinzo, como Lamas», añade.

Si en un año tipo el 60% del cereal sementado en A Limia -en torno a 14.000 hectáreas- es de invierno, la estimación para este año es que esa cifra caerá hasta el 40%. «Las ventajas del cereal de invierno con respecto al tremesino es que las parcelas dan mayor producción», explica Álvarez.

La demora traerá consecuencias directas. Se espera una importante reducción en el número de hectáreas de este tipo de cereal. Normalmente, A Limia recoge en torno a 60 millones de kilos de cereal, casi el 80% del total recolectado en Galicia.

Sigue a buen ritmo la venta de patata almacenada en la comarca

Los nuevos problemas con el cereal en la comarca contrastan con el buen momento del otro cultivo más importante de las tierras limianas, la patata. La comercialización de todas las variedades, sobre todo la Kennebec, está siendo óptima, a precios que rondan los 30 céntimos el kilo. La demanda de la única variedad amparada por la IXP Pataca de Galicia es muy elevada desde hace meses. Todo hace indicar que los precios podría mantenerse o incluso repuntar durante las próximas semanas.

«Muchos productores aún tienen mucho tubérculo en sus almacenes a la espera de venderlo. El estado de conservación de la patata es bueno. En cuanto a tasaciones es una buena campaña en la comarca», considera Servando Álvarez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La humedad en fincas retrasa un mes la siembra del cereal de invierno en A Limia