La crisis provoca el cierre de la mitad de los bares de la zona de vinos de Xinzo en un año

sindo martínez XINZO / LA VOZ

XINZO DE LIMIA

SINDO MARTINEZ

Una docena de establecimientos echaron el cierre

31 oct 2018 . Actualizado a las 07:36 h.

La crisis prolongada que acecha al sector hostelero del centro de Xinzo está teniendo en 2018 su año más funesto. En poco más de 12 meses han bajado la persiana de forma definitiva una docena de establecimientos ubicados en la barrios como Lepanto, Constitución y algunas calles adyacentes en pleno corazón de la villa.

Nombres señeros de la zona de vinos como Lugareño, Terrazas, A Mina, Chicago o A cociña da avoa, entre otros, se vieron obligados a cerrar al no poder afrontar los costes de mantener sus locales abiertos. También dejaron de existir taperías o pizzerías céntricas. Irene Fernández, que regentó hasta hace meses uno de estos locales que no pudo aguantar el tirón, resume: «Salvo en épocas puntuales como carnavales o verano no merecía la pena tener abierto el bar. En ocasiones, hacías cajas de 15 o 20 euros en toda una jornada. Así no se podía tirar para adelante». Años antes ya habían caído otros como El Recoveco, o pubs históricos como O Esquinazo, Ozono o Cien Copas, entre otros.

Este cierre de locales y el temor a posibles clausuras en los próximos meses ha tenido en los últimos tiempos nuevos capítulos. El alza en el precio del pago por el fútbol codificado puede provocar serias pérdidas de clientes durante el otoño y el invierno. Otro hostelero, Ricardo Peleteiro, se muestra inquieto. «A ver como evoluciona esto, pero el panorama no es nada bueno», considera. Algunos hosteleros ya tomaron la decisión de darse de baja de la empresa Movistar para ver el balompié codificado. Afirman que el incremento de costes les impide pagar cuotas de más de 400 euros mensuales.